ENTRE los varios pendientes que arrastra el INE, hay uno que preocupa a varios consejeros: desde hace dos meses está acéfala la Dirección de Difusión y Campañas. La cosa, dicen, no es aumentar la burocracia, pero sí tener funcionando al cien por el ciento el área que maneja los spots del instituto en los tiempos del Estado.

SIN EMBARGO, lo que se comenta en los pasillos es que, por alguna extraña razón, el relevo en esa área lo tiene atorado Edmundo Jacobo, secretario ejecutivo del INE. Dicen que el funcionario no toma la decisión, pues le sigue pesando mucho la opinión de la extitular, Claudia García, que ya no trabaja ahí, pero sigue teniendo muuucha influencia.


***

ALLÁ en Jalisco, Morena ya definió la lista de quienes competirán por la gubernatura: los diputados federales María Antonia Cárdenas y Carlos Lomelí; y los empresarios Antonio Pérez, papá del piloto Sergio "Checo" Pérez y ex candidato del Panal; y Enrique Michel, el viralmente famoso "Rey del Mazapán".

CUENTAN que ya tienen el aval de Yeidckol Polevnsky, secretaria general del partido; y que los tres que resulten descartados tendrían como premio de consolación alguna otra candidatura.

***

A PROPÓSITO de tapatíos, seguramente Aristóteles Sandoval no puede evitar poner cara de "se los dije" ante sus correligionarios priistas. Y todo porque el gobernador impulsó en Jalisco quitarle dinero a los partidos políticos, pero cuando planteó al PRI hacer lo mismo a nivel nacional... ¡lo batearon!

LA PROPUESTA la presentó en la mesa "Visión de Futuro", con todo y que la coordinaba il capo Manlio Fabio Beltrones. Y lo hizo, dicen, pese a que de las altas esferas tricolores le sugirieron no mover las aguas.

AHORA que les llueven críticas por la aprobación del gasto millonario para los partidos políticos a nivel nacional -6 mil 700 millones de pesos para 2018-, algunos priistas se preguntan si no no hubiera sido mejor escuchar al jalisciense. ¿Será que Sandoval no es profeta en su tierra tricolor? Es pregunta.

***

LA MALA es que Donald Trump visitará hoy Yuma, Arizona, a unos pasos de la frontera, para hablar de migración y, claro, del dichoso muro.

LA BUENA es que, como anduvo viendo el eclipse de sol sin protección, seguramente ni se dará cuenta que del otro lado está México.