***
ALGUIEN MUEVE LOS HILOS
El maestro del Itson, Rodrigo González, admitió en entrevistas radiofónicas con Luis Alberto Medina y Juan Carlos Zúñiga que es asesor de la etnia yaqui de Loma de Bácum y que él se opone al gasoducto porque, asegura, hay resoluciones judiciales y puede estallar el tubo causando muerte y destrucción.

Lo que parece es que el profesor, o los intereses que representa, quiere que se desvíe el gasoducto como si así no se causaría problemas en otra parte o bien quiere que se cancele la obra afectando a los sectores productivos del sur de Sonora y norte de Sinaloa. Nomás un ejemplo, la obra “Los Ramones” que conduce gas entre México y EUA, cruza varias entidades y nunca ha tenido problema.

Es sabido que hay amparos interpuestos contra el mismo gasoducto, pero, ¿quién los paga? Porque mientras los miembros de la comunidad yaqui, Mario Luna y César Cota Tórtola, piden que los asesores saquen las manos y dejen a la tribu resolver sus diferencias, cada día son más la voces que dicen que hay intereses económicos y políticos detrás de este asunto que ya generó un problema grave el viernes pasado.

***
MÁS DUDAS
No pocos se preguntan por qué si el gasoducto para Cajeme y el sur de Sonora es una obra tan importante, no han salido a protestar y tomar las calles los integrantes del Movimiento Ciudadano por el Agua (MCA).

Aunque es obvio que no se trata del uso del recurso hídrico de Cajeme, en este tema sí está en juego la competitividad del sur de Sonora, pero al parecer los miembros del MCA se han solidarizado con su asesor, Rodrigo González Enríquez y no están viendo por el futuro de la región, tal como lo han justificado en su oposición al acueducto, respetable por cierto.

Ya veremos si en estos días el “aguerrido” vocero, Alberto Vizcarra, u otro integrante fijan posicionamientos ante este tema de gran importancia, en la que siete pueblos y la mayoría de los que viven en Loma de Bácum están de acuerdo, ni se diga los cajemenses.

***
DE LO PERDIDO...
Ahora sí el contralor del Ayuntamiento de Hermosillo, Jorge Armenta, que es panista por cierto, inhabilitó a seis altos exfuncionaros de la administración del exalcalde Alejandro López Caballero, quienes fueron sancionados y obligados a devolver 30 millones de pesos, entre todos.

Claro, el tema de regresar dinero aún está está en veremos, pues los acusados tienen derecho a apelar y buscar otras salidas o bien cambiar las resoluciones; es un derecho que tienen por ley.

Aunque Jorge Armenta no dio nombres, por aquello del debido proceso, se sabe que han visitado la Fiscalía Anticorrupción Marco Noriega y la extesorera Rosella Pompa. ¿Serán dos de ellos?.

***
¡QUE NUEVAS!
Como era de esperarse el exgobernador Guillermo Padrés no asistió a la nueva cita que tenía en la Comisión Anticorrupción del PAN, que preside Luis Felipe Bravo, al tener una orden de aprehensión en su contra, según argumentó en carta enviada al comisionado partidario.

Padrés considera la orden del juez como una acción anticonstitucional, por lo que está peleando con amparos el proceso y no quiere ser detenido y exhibido con intereses políticos, según externó el exgobernador sonorense.

Esto meterá presión al interior del PAN, porque hoy el Comité Ejecutivo Nacional del PRI seguramente expulsará al exgobernador, Javier Duarte, que por cierto ya es prófugo también; habrá que ver quién cae primero.

***
CON RAZÓN
Ya lo explicó Alba Celina Soto, los policías municipales no están ayudando a que se aplique el Nuevo Sistema de Justicia Penal y ese es el verdadero problema. No es que se detenga y se libere a los ladrones y delincuentes, es que no se cumple con el debido proceso.

La coordinadora de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento dijo ayer que el Nuevo Sistema de Justicia Penal obliga a los policías a llenar el informe policial, que son varias cuartillas con copia doble a mano y que el agente sea el primer respondiente y pues a eso le sacan la vuelta los agentes.

Además, dice que los oficiales no quieren ser llamados a los juicios orales y enfrentar a los acusados en los juzgados. Mire, pues, mientras los delincuentes amenazan a diestra y siniestra los oficiales se hacen los desentendidos porque no quieren cumplir con sus obligaciones y todos tenemos que aguantar y ahora hasta cambiar la ley.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.