***

YA NO CREEN EN NADIE
Resulta que, según la medición anual que hace Consulta Mitofsky, la confianza de los mexicanos en sus instituciones siguió bajando por séptimo año consecutivo, para ser el 2016 el primer año en que la calificación promedio baja de 6, con excepción del Instituto Nacional Electoral que registró el único ascenso en la confianza ciudadana.

No es sorpresa que los partidos políticos, los sindicatos, los diputados y la policía se ubiquen en el menor nivel de confianza ciudadana, pero sí que en este año se unieran a ese lugar negativo las cadenas de televisión y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, instituciones que el año pasado contaban con nivel de confianza media.

Los mexicanos siguen teniendo la confianza más alta en sus universidades y, aunque menos que antes, también siguen confiando en la Iglesia y el Ejército, instituciones que se ubicaron en una categoría de confianza media entre los ciudadanos… Tales resultados deberían ser un fuerte mensaje a la clase dirigente de este país, porque a la vista la gente cada vez está más harta por la falta de resultados y se siente engañada por lo mismo… Y en este estado de ánimo la sociedad suele “agarrarse de clavos ardiendo” …

***

VOTO ANTISISTÉMICO

En la encuesta a que nos referimos en el comentario anterior, también se asienta que, del total de encuestados, más del 30% muestra un nivel de desconfianza en las instituciones que los ubica en la categoría de “antisistema”, seguidos por un 41% que muestran tal nivel de confianza y desconfianza, que estarían cerca de alcanzar esa categoría.

Es decir que estamos ante un escenario en que los mexicanos “antisistema” han ido creciendo en número y eso de una u otra manera se reflejará en las urnas al momento por decidir un nuevo gobierno, en una situación muy similar a lo ocurrido en Estados Unidos al elegir a Donald Trump, o a los ciudadanos ingleses cuando votaron por la salida de la Unión Europea o a los colombianos que sorpresivamente votaron contra los acuerdos de paz.

Por supuesto que en este escenario el favorecido resulta ser Andrés Manuel López Obrador, porque ese alto nivel de desconfianza en las instituciones refleja un estado de ánimo social que favorece a un discurso de denuncia contra el sistema, aunque carezca de propuestas… La pregunta es si habrá aún tiempo y forma para que esa confianza se recupere… Se vale opinar.

***

¿HABRÁ PLACAS NUEVAS?

Circula ya en redes sociales una convocatoria que, en síntesis, incita a rechazar la supuesta intención de que en el 2017 se cambien las placas, lo que se conoce como “reemplacamiento” y que suele costar una buena lanita más a los contribuyentes.

“No hagamos más ricos a los políticos, que quieren recuperar dinero a como dé lugar, ¡ya basta, no necesitamos placas nuevas”, cita uno de los mensajes… Pues aquí “Entre nos” propondríamos a las autoridades que, si no hay la intención de obligar al cambio de láminas, se aclare antes de que la gente se malhumore con estos rumores.

***

DETALLES INTERESANTES

Dos detalles estarán muy interesantes dentro de la discusión del nuevo presupuesto estatal: primero, porque viene la necesaria aprobación de crédito por 2 mil 500 millones de pesos, que no son deuda nueva sino la mitad de los 5 mil millones autorizados el año pasado y que no se ejercieron en este 2016…

Y lo segundo es la línea del PAN para que sus diputados rechacen aumentos al agua potable y a las multas de tránsito propuestos por el Ayuntamiento de Hermosillo.

En lo primero, lo interesante es saber si los cuatro diputados del PAN que votaron a favor del crédito de los 5 mil millones de pesos refrendarán ese voto a pesar de que les valió ser separados de la bancada, o si al menos las dos legisladoras (Sandra Hernández y Lisette López) que están a punto de ser perdonadas cambiarán de parecer y se unirán a sus compañeros que sí rechazaron aprobar ese crédito… Ya veremos.

Y sobre el otro punto, el líder estatal del PAN dijo que le parece irracional la propuesta de 35% de aumento al agua, pero ¿ya le dirían que es un tema heredado por la administraciones panistas y con un contrato firmado que compromete las participaciones federales del Ayuntamiento?... Como que es un “muertito” que no se le puede cargar a otro gobierno, sea del PAN o del PRI, ¿verdad?

***

BAJA EN LA PESP

Ya se hizo oficial la separación de Ulises Méndez de la dirección general de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP), al aceptar el cargo como Comisario de la Policía Municipal en Mexicali, Baja California, un movimiento que se rumoraba desde hace días.

La permanencia de Méndez al mando de la PESP, después de haber llegado a ese cargo durante el anterior gobierno de extracción panista, fue uno de los nombramientos más sorpresivos al inicio del actual sexenio y de hecho se explicaba su ratificación a razón de sus resultados y por haber siempre aprobado los exámenes de control y confianza.

Por esas credenciales del comandante Méndez, así como sorpresiva fue su ratificación en el cargo, igual lo es ahora su salida, la cual según el secretario de Gobierno Miguel Pompa, es parte de los cambios que había anunciado la gobernadora Claudia Pavlovich y de los cuales seguirán algunos más…

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.