Como a los niños traviesos que se portan mal y les dan una nalgadita para que no lo vuelvan a hacer, así terminó el “castigo” a los cuatro diputados panistas que “traicionaron” la línea de la jefatura nacional de votar en contra del presupuesto estatal 2016.

Las tres diputadas mujeres, Sandra Hernández, Carolina Lara y Lisette López, recibieron una amonestación (que en el caso de Lara fue triple por votar también a favor del aumento al agua en Hermosillo y hacer públicas opiniones sobre la vida interna del partido) y para Manuel Villegas sólo un “extrañamiento” porque no es miembro del PAN.

Hay quienes piensan que una amonestación y nada es lo mismo, pero al interior del partido dicen que sí pesan en el expediente, pues queda como un antecedente para posible reiteración de la causa, además que la Comisión de Orden tendrá la última palabra en cuanto a la reprimenda… El hecho real, lo habíamos explicado “Entre nos”, es que no los podían correr porque sin duda lograrían su reinstalación mediante juicio ante el “Trife” y el partido no está como para hacer otro ridículo… Total, quedarán solamente como las “ovejas negras”, amigos incómodos, o como convidados de piedra en la bancada.

‘No me di cuenta’

Que por ser un hombre “muy ocupado” no se dio cuenta del saqueo que ocurrió en la Tesorería del Municipio de Nogales, dijo en forma por demás lastimosa el expresidente municipal Ramón Guzmán a los reporteros del programa “Punto de partida” de Denisse Maerker.

De “cínico” fue el calificativo que se dio en ese programa a la actitud del exalcalde, luego de reseñar una serie de latrocinios al erario de Nogales, algunos de los cuales ya le dimos a conocer “Entre nos”, como fue el fraude por casi 49 millones de pesos a través de facturas falsas, la desaparición de los ahorros de los empleados municipales y de 128 millones de recursos federales destinados a 46 obras no ejecutadas… Entre otras.

Con lo único que se defiende el exalcalde Guzmán es que un día antes de salir demandó penalmente al extesorero Juan Fernando Córdova, quien a su vez ha denunciado públicamente que el “ganón” de la rapacería fue el exmunícipe… Veremos qué define la justicia.

Camino a la nada

Y una muestra de cómo se hacen obras con recursos públicos para beneficio particular está precisamente en Nogales, según narra el corresponsal de EXPRESO en esa frontera, Daniel Torres, en referencia a la construcción de un camino de dos kilómetros hecho de concreto hidráulico… ¡pero que termina en la nada!

Resulta que en 2014 se anunció con bombo y platillo la construcción de un Rastro TIF, para lo cual se recibieron 19 millones de pesos (que tampoco se encuentran) y la obra no se hizo… Pero lo que sí hicieron fue esa carreterita a un costo de 57 millones de pesos, la cual sirvió solamente para “engordar” los terrenos por donde pasa.

Ese “camino a la nada” fue inaugurado con total descaro en junio de 2015, a sabiendas que la obra para la que estaba destinado no existía… Ni existirá, porque el actual alcalde, Cuauhtémoc Galindo, ya dijo que no se construirá el rastro por ser inviable y no porque él lo diga, sino por opinión de autoridades ganaderas… Total, se despacharon con la cuchara grande.

Se trae mucho trabajo de AP

Con muchos fierros en la lumbre regresó de Agua Prieta el coordinador del grupo parlamentario del PRI, “Pano” Salido, que se dio tiempo para atender a ciudadanos de Agua Prieta preocupados por las condiciones de esa frontera.

Cuentan que así como se entrevistó con empresarios preocupados por las altas tarifas eléctricas, que los ponen en situación de desventaja con otros municipios, también atendió a un grupo de maestras de inglés que piden estabilidad laboral.

Como se lo comentó en corto a algunas personas, los diputados sólo serán útiles si van hasta los lugares donde nacen los problemas de la gente.

Así se dio tiempo de constatar el grave problema de salud generado por las aguas negras que corren libremente por los arroyos y canales de la ciudad, lo que hace urgente una laguna de oxidación en Agua Prieta.

Con esa petición y muchas más regresó el Pano, pero con el compromiso de trabajar en ellas. ¿Qué tal?

Escuchan a derechohabientes

Cuentan que continúa en marcha la llamada Consulta Isssteson, a través de la cual en hospitales, clínicas, farmacias y oficinas se recopilan las opiniones de los derechohabientes sobre los servicios que reciben y lo que debe cambiar el Instituto para recuperar la calidad y oportunidad de la atención.

Es sin duda una buena acción que el director del Instituto, Enrique Claussen Iberri, ejecuta por instrucción de la gobernadora Claudia Pavlovich, porque así se informa directamente, “cara a cara” con los derechohabientes y no nada más con los reportes de sus directivos, los cuales, sabemos, no todo el tiempo corresponden a la realidad.

Claussen dice que no se trata de un ejercicio demagógico sino que todas y cada una de las opiniones serán tomadas en cuenta para transformarlas en decisiones que mejorarán las diversas áreas de atención… Estas acciones, junto a las de disciplina financiera y manejo transparente de recursos y licitaciones, pueden hacer que reflote un Instituto que dejaron sumamente golpeado los que ya se fueron.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.