Resulta doloroso saber que en Sonora hay 900 mil pobres (alrededor de 45% de la población) y que de estos, 100 mil están en la pobreza extrema, en el mínimo de la subsistencia, pero también es positivo que el gobierno no maquille las cifras para que el problema se dimensione correctamente. 

La herencia de la pobreza ha sido gobierno tras gobierno porque la política asistencialista solamente es un paliativo pero no la solución, de allí que la visión compartida por la gobernadora Claudia Pavlovich, de que es un problema que genera muchos más y por eso esprioridad en las políticas públicas, debe ser retomada por todo el gabinete estatal.

Ayer la Gobernadora y el titular de la Sedesol, José Antonio Meade, declararon su preocupación en torno al tema, pero es claro que la Federación dedica su mayor esfuerzo presupuestal hacia otras entidades que están mucho peor, lo que deja al gobierno de Pavlovich la enorme tarea de hacer las cosas mucho mejor que los anteriores.

Frío para el ‘Toño’

Por cierto, durante los eventos relacionados con el tema anterior, dicen que allí se hizo evidente que no hay nada más duro para un político que la frialdad de la gente, como se notó en la persona de Antonio Astiazarán Gutiérrez.

Con todo y que el clima de ayer en Hermosillo era casi primaveral, cuentan que el exalcalde de Guaymas y exdiputado federal parecía sentir una tormenta invernal, pues se vio desubicado, sacado de onda, a pesar de llegar a los eventos casi casi como si hiciera su arribo a la alfombra roja de los premios Óscar.

Y todo esto debido a que al “Toño” se le olvidó que hay formas en la política, al intentar meter a su gente en algunos puestos sin correr las atenciones a que está obligado todo buen político… Tal vez ya va siendo hora de que el “Toño” se olvide de los “molinos de viento” y se concentre en hacer su trabajo… ¿A poco no?

De nuevo a la carga

Luego de que hace unos días voceros del “No al Novillo” exigieron que la Suprema Corte de Justicia resuelva de una vez los juicios sobre el acueducto Independencia, se interpretó como disposición a respetar las sentencias, en el sentido que fueren. 

Pero ayer los de este movimiento volvieron a la carga con la exigencia a la Federación del cierre del acueducto, para lo cual solicitan la restitución al distrito de riego del Yaqui de 50 millones de metros cúbicos que la Conagua destinó para su envío a Hermosillo.

De lo que hay que tomar nota es que es la primera ocasión que los del “No al Novillo” suben el tono desde que inició el nuevo gobierno. 

Tarea para Salud

Hacen llegar a “Entre nos” un problema de salud del que seguramente tomará nota el secretario del ramo, Gilberto Ungson Beltrán, y es sobre los serios efectos en el sistema bronco-respiratorio de la gente que causa la quema de más de 13 mil hectáreas de rama de espárrago en Caborca, lo cual se viene haciendo desde hace al menos 25 años.

A la alcaldesa de Caborca, Karina García, le han pedido que prohíba esa quema pues no los convence el argumento de los agricultores de que es necesaria para una mejor producción, pues se trata de una práctica que no se hace en otras regiones productoras de espárrago en el mundo, incluso en México… Pero la Presidenta Municipal, a pesar de ser química bióloga, se ha hecho “pata” ante el reclamo.

Y sí, es éste un caso similar, pero al parecer más grave, que la quema de la gavilla del trigo en el Valle del Yaqui que contamina los centros urbanosde Cajeme y otros municipios… En síntesis, si no hay razón válida para la quema de la rama de espárrago, se genera en Caborca un problema de salud que se debe atender. 

Impensable aumento

Pues sí que se tiraron “a matar” los líderes del Sindicato de Empleados de la Universidad de Sonora con la exigencia de un aumento salarial de 20%, lo cual ayer el rector Heriberto Grijalva calificó de impensable ante el que marcan las políticas federales de sólo 3.2%.

Sabemos que irse arriba en la exigencia de aumento es parte del show para iniciar negociaciones, pero pedir seis veces más de lo que se ofrece a nivel nacional luce desproporcionado pues, como dice el Rector, aumentar tanto desfasaría las finanzas universitarias.

Y como no queriendo la cosa, el Rector deslizó que la Unison tiene un tabulador y prestaciones superiores, como es que los empleados reciben un aguinaldo de 50 días y no los 40 que paga la Federación a los suyos… En fin, “huele” a que estará nuevamente ríspido el proceso de discusión salarial.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.