Ahí están, para ganarse no sé qué aplauso.
Florestán.

El martes le contaba a usted el cese del breve representante de México ante la Unesco, Andrés Roemer, tras el voto a favor que negaba el vínculo histórico de Israel sobre los lugares sagrados de Jerusalén Oriental, marcadamente el Monte del Templo y la muralla donde se ubica el Muro de los Lamentos.

Y al hablar, el miércoles, con el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Miguel Ruiz Cabañas, dejó ver que la instrucción del Presidente de la República para abstenerse en esa votación no se transmitió a Roemer a quien se le dijo que votara a favor.

Ruiz Cabañas, un diplomático de carrera, dijo que sí, que le dijeron al defenestrado representante en la Unesco, que se pronunciara en el mismo sentido de las once votaciones anteriores, dos anuales desde 2010, es decir, que votara a favor, como lo hizo, y que no le mandaron la señal de abstención, porque Roemer nunca envió la información de que se estaba dando un cambio en la correlación política de la votación en la que varios países, sobre todo de América Latina y Europa, se habían movido a la abstención.

Me insistió en que de haber tenido esa información del ahora ex embajador, otra hubiera sido la instrucción, pero, a mi vez, le contesté que el tema no era el cambio en la correlación política de la votación, que la orden presidencial de abstenerse estaba por encima de esa consideración, a lo que argumentó que ese voto fue en Comisión, no en el Pleno donde México se abstuvo, y le respondí que el conflicto surgió, precisamente, por el voto de Roemer en la Comisión, no en el pleno, donde ya había sido cesado.

En fin, que esta instrucción del Presidente de la República no se cumplió y la canciller Claudia Ruiz Massieu, además de cesar a Roemer, ordenó una investigación interna para esclarecer y deslindar, con todo rigor, las responsabilidades de los funcionarios que intervinieron en este tema, específicamente en lo que toca a las instrucciones que se giraron desde México a su representación en la UNESCO, sobre el sentido del voto.

Y el subsecretario Ruiz Cabañas, me dijo que esa investigación lo incluía.
Ya veremos si atendieron la orden presidencial o no.

RETALES
1. JUZGADO.- Por horas comparecieron juntos ante un juez de Ciudad de México, Pedro Ferriz, precandidato independiente a la Presidencia, y el ex gobernador Humberto Moreira, que lo acusó de daño moral;

2. MAGISTRADOS.- En el Senado aprobaron la nueva alineación del Tribunal Federal Electoral a la que le corresponderán dos elecciones presidenciales, 2018 y 2024, y medio centenar de estatales; y

3. NOMBRES.- Y así quedaron los siete del pleno: de nueve años, Janine Otalora, Felipe De la Mata y Mónica Soto, que de seis la subieron a nueve años, de donde bajaron a seis a Felipe Fuentes, con Reyes Rodríguez; y de tres, Indalfer Infante y José Luis Vargas.

Nos vemos el martes, pero en privado.