La vida es una constante cuenta regresiva.

Florestán.

Alguna vez, hablando con el presidente Felipe Calderón, se lamentaba de las limitaciones legales para aparecer en spots de televisión, lo que había sido central en la estrategia de gobierno de Vicente Fox.

Y le comenté que era una de las consecuencias de haber empujado la reforma electoral que dejaba fuera de la televisión al presidente constitucional, pero le dejaba la pantalla abierta al presidente legítimo, Andrés Manuel López Obrador, presencia electrónica fundamental en la reversión de sus negativos y su regreso a la candidatura presidencial de 2012 en la que quedó de nuevo en segundo lugar, con quince millones de votantes.

Aquella misma reforma es la que hoy permite al mismo López Obrador haber sido el único precandidato presidencial abierto con campaña en radio y televisión, más de un millón de spots, que le corresponden a Morena y en los que, afirma que me quieren sacar cuando si alguien ha estado en forma permanente ha sido él y desde hace años.

Esto lo traigo porque AMLO no es el único presidente de partido que está en los spots. Lo hace, en forma permanente, Ricardo Anaya, del PAN, y ahora Agustín Basave, del PRD. En ambos casos, como en el del tabasqueño, la promoción es más personal que institucional, no es al partido, es a un proyecto presidencial. Es decir, se han subido a su exitosa estrategia.

En lo que toca a Beltrones le preguntaba esta semana por qué no salía en los spots del PRI, que hasta donde recuerdo ni tiene o si es el caso no son memorables, y dijo que ni sale ni va a salir.

Cuando le volví a preguntar por qué, me dijo que no saldría porque hacerlo sería inequitativo y desleal con los presidenciables priistas y que de aparecer, fracturaría al partido.

Y me pareció una decisión que habla del político que está empeñado en dilucidar, además, qué es lo prioritario: si ganar elecciones o garantizar la gobernabilidad perdida en algunos estados y municipios cuando se ha antepuesto, como sigue ocurriendo, lo primero a lo segundo.

O que lo pregunten al PSD con el Cuauh, en Cuernavaca, por ejemplo.

De lo de Manlio, spots y presidenciables del PRI, ya hablaremos.

RETALES

FAMIGLIA.- Hay preocupación priista por las elecciones en Veracruz donde es mucho más que un asunto familiar, Miguel Ángel Yunes, del PAN, contra Héctor Yunes, del PRI;

EMPRESARIOS.- Se tambalea el proyecto Candiani como candidato ciudadano del PRI en Oaxaca, porque en Chihuahua otro expresidente del Consejo Coordinador Empresarial y de la Coparmex, como él, José Luis Barraza, va como candidato independiente con más que simpatía panista; y

RELEVOS.- El rector Enrique Graue designó a Néstor Martínez, director de comunicación social de la UNAM, que lo fue con el doctor Juan Ramón de la Fuente, y en la Sedena, el general Marco Antonio Álvarez Reyes releva al también general Martín Terrones Calvario.

Nos vemos mañana, pero en privado.