Quieren avanzar en reversa.
Florestán.

Ayer se anunció que Gonzalo Rivas Cámara recibirá, post mortem, la más alta condecoración que entrega el Estado mexicano: la medalla Belisario Domínguez.

Yo fui uno de tantos promotores de este destinatario y a la vez, de los más escépticos en que se le otorgara, por los intereses de los partidos. En el Senado, esta decisión es un asunto de rotación política, cada año corresponde elegir candidato a una bancada. En 2012 el PRI distinguió al extraordinario maestro Ernesto de la Peña, en forma póstuma; un año antes, en 2011, había sido para Cuauhtémoc Cárdenas y en 2010 don Luis H. Álvarez, recientemente fallecido. En 2013 el PAN propuso Manuel Gómez Morín, en 2014 el PRD al escritor Eraclio Zepeda y en 2015 el PRI al empresario Alberto Bailleres.

Para este 2016 se comenzó a mencionar el nombre de Gonzalo Rivas, el héroe que el 12 de diciembre de 2011, en medio de un bloqueo de normalistas y maestros en la autopista del Sol, a la altura de Chilpancingo, vio como dos encapuchados lanzaron una bomba molotov a uno de los surtidores de la gasolinera, que empezó a arder y se lanzó con un extinguidor para apagar el fuego que amenazaba extenderse y provocar una tragedia. Explotó la bomba y en ello le llevó la vida al ex marino, quien sufrió quemaduras tan graves que falleció con el año nuevo de 2012, en las primeras horas de aquel uno de enero.

Ahora, a casi cinco años de su muerte, el PAN en el Senado, en una decisión que lo enaltece, hizo a un lado a políticos, intelectuales, empresarios y otros personaje que bien la merecerían, para proponer y sacar adelante que la distinción la reciba post mortem Gonzalo Rivas, un héroe de verdad.

Como siempre, escuché algunas voces en contra, diciendo que era criminalizar a los normalistas de Ayotzinapa, lo que es llevar las cosas al extremo, cuando de lo que se trata es de reconocer una conducta heroica que salvó muchas vidas a cambio de la suya, y no de la descalificación de un movimiento.

Bienvenida esta decisión que tiene su base en la calle, en la gente y no en los intereses de partidos.

RETALES
1. ENTREGA.- Cuando se haga entrega de la Belisario Domínguez a la señora Rosalba Casimiro viuda de Rivas, en lo que el Presidente de la República será testigo, habrá de garantizarse el futuro de las dos pequeñas hijas de Gonzalo porque está muy bien el reconocimiento, pero de la medalla no se come;

2. VISITA.- La entrega de la Belisario Domínguez es la única vez al año que el Presidente de la República asiste al Congreso, tras haber sido arrojado de la Cámara de Diputados en 2000, cuando impidieron la entrada a Vicente Fox. Va como testigo y eso es todo; y

3. FALSA.- Un cuento la carta atribuida a Javier Duarte anunciando que había retomado el gobierno de Veracruz y cesado ipso facto al interino. Él sigue prófugo y con licencia. Si se presenta, lo detienen.
Nos mañana, pero en privado.