“Luego hay restas que suman”.- Florestán.
Ayer en Radio Fórmula viví una experiencia nueva: una mesa de discusión con los tres aspirantes a la presidencia del Partido de la Revolución Democrática que se manejaron de un modo serio, documentado, respetuoso, con argumentos y propuestas, tolerancia y visión, sin descalificaciones.

Y eso que no era la primera mesa de candidatos a dirigir ese partido que he conducido en sus 25 años de historia, pero sí fue, sin duda, la que he hecho con una crisis como la actual, tras la escisión del morenismo encabezada por Andrés Manuel López Obrador que les disputa su capacidad competitiva en una elección presidencial luego de que en 2006, con el tabasqueño y aliado con el PT y Movimiento Ciudadano, los llevara a la segunda fuerza, a sólo .56% de Felipe Calderón, y en 2012 a 6.6% de Peña Nieto.

Es decir, es otro perredismo en otro momento, sin duda de crisis, donde ha sido incapaz de sostener una dirigencia estable cuando en menos de cuatro años tendrán cuatro presidentes, tres de ellos, suplentes del suplente del suplente del electo, Carlos Navarrete, que renunció a los once meses.

En esas condiciones, y en la víspera que sesione su Consejo Nacional, se sentaron a la misma mesa Vladimir Aguilar, de Foro Sol, de Silvano Aureoles; Ángel Ávila de Nueva Izquierda, Los Chuchos, que mantienen la mayoría del partido, y Camerino Márquez, de Alternativa Democrática Nacional de Héctor Bautista, en busca de un liderazgo que les dé unidad.

Pero no fue su única coincidencia, estuvieron de acuerdo en la necesidad de ir a las elecciones presidenciales del año que viene con el Frente Amplio Democrático formado con el PAN y mencionaron a Movimiento Ciudadano, después de que ayer Dante Delgado anunciara que no iría con Morena y AMLO, más sectores de la sociedad civil con un candidato que garantice la cohesión del frente y su triunfo electoral que debería ser no partidista, incluido Miguel Mancera, Juan Ramón de la Fuente o Alejandro Martí.

Porque, coincidimos, en el candidato está el futuro del Frente Amplio Democrático y del país.

Pero con lo que me quedo de esta mesa es el mensaje que manda el PRD: ya te puedes sentar a hablar con ellos sin que sea una campal.

RETALES
1. ENCUESTA.- Pues nadie sabe quién levantó la encuesta de Morena para decidir a su candidata(o) al gobierno de Ciudad de México, pero informan que lo revelarán el jueves. Yo insisto en Claudia Sheinbaum;
2. ENFRENTE.- Ricardo Anaya anunciará hoy el método para elegir al candidato presidencial del PAN, él, de acuerdo a su proyecto, pero también del Frente Amplio Democrático, siempre y cuando esta coalición lo acepte; y
3. SHIT.- Pues ayer, Andrés Manuel López Obrador se puso esta alternativa para 2018: Palacio Nacional o La Chingada, que es su finca en Chiapas. Y que no será candidato eterno, que esta es la vencida. Lo dudo.

Nos vemos mañana, pero en privado.