Ni los del semáforo comen fuego.
Florestán.

El próximo martes se llevarán a cabo en Estados Unidos las elecciones que definirán no solo su futuro, sino el de todo el mundo, si es que el impresentable de Donald Trump las llegara a ganar, lo que no deseo, pero todo puede suceder en un proceso democrático y con millones con un voto secreto.

Esta la primera vez que el mundo pende en condiciones tan dramáticas, vitales, de una elección en Estados Unidos.

Por lo menos en el último medio siglo, la lucha por la Casa Blanca había sido dada por políticos que, ya demócratas, ya republicanos, eran tan similares, que su arribo a la presidencia los igualaba.

Hoy, por más que me digan lo contrario, existe el riesgo, lejano aritméticamente, pero real en una democracia donde compiten dos aspirantes, que uno de ellos, Trump en este caso, pueda ganar, lo que sería desastroso marcadamente para México por la vecindad, la intensa relación en todos los aspectos, económico, migratorio, social, de seguridad.

Este showman, siéndolo, no nos ve como vecinos, ni amigos, ni socios, ni aliados, que lo somos, y que presidentes de Estados Unidos lo han ignorado a su conveniencia política, pero lo suyo es patológico.

Yo soy de los que parto de su derrota, no obstante la personalidad de ambos candidatos.

Y lo planteo así: con Hillary Clinton, otro republicano tendría desde hace tiempo una ventaja irremontable; con Trump candidato, otro demócrata tendría números inalcanzables.

Estamos ante un caso que me recuerda la campaña George W. Bush y Al Gore, los peores candidatos que recuerdo, pero rebasados por estos en su incapacidad política, porque aquellos hicieron lo que tenían a su alcance para ganar y estos están haciendo todo lo que pueden, y que es muchísimo, para perder. Por eso su debilidad.

En fin, que dentro de una semana sabremos, espero, que Hillary Clinton será la primera presidenta mujer de Estados Unidos, después del primer presidente negro en la historia de ese país.

Y de ser así, cómo impacta la elección a México y en la elección de 2018.

RETALES
1. CENSURA.- Lo que está en juego en la Corte, impulsado por Morena y el PRD, es el ejercicio de la libertad de expresión, vía la réplica hasta de la verdad, libertad de expresión que no puede ser inhibida por una ocurrencia partidista que busca blindar a candidatos, dirigentes y militantes de partidos, legisladores y funcionarios públicos. Es una decisión de la que depende el futuro de esa siempre acosada libertad de expresión:


2. CIFRAS.- De los dos mil 450 municipios que hay en el país, solo mil 800 tienen policías y de estos, 600 cuentan con un promedio de dos agentes por municipio. Su sueldo, también promedio, es de cuatro mil 500 pesos mensuales. Y hay quienes siguen rechazando el mando único, lo que la delincuencia aplaude; y


3. FUTURO.- Pemex presenta este jueves su plan de negocios, de lo que depende su futuro y el del país.


Nos vemos mañana, pero en privado.