Aún con la limitante económica que ha padecido la Secretaría de Salud, la obligación de asegurarle su base a casi 2 mil trabajadores y enfrentar problemas como el abastecimiento de medicamento y la atención a miles de personas que demandan sus servicios, ha salido adelante y mucho tiene que ver la honorabilidad de su titular, el doctor Gilberto Ungson Beltrán.

El presupuesto federal ha sido nulo, el mantenimiento e infraestructura es responsabilidad del Estado y con la excepción del nuevo hospital de especialidades, han tenido que hacer malabares y ahorros importantes para ofrecer servicios de calidad a la derechohabiencia, respetar contratos anteriores y hacer nuevas licitaciones con certeza jurídica como el que hicieron del nosocomio de Magdalena. Muy difícil pues la situación y de todas formas han respondido a los sonorenses.

Durante el desayuno semanal del grupo de periodistas Contrapunto Diez, el funcionario hizo un recuento del último año de trabajo en la dependencia, afirma que han priorizado acciones, que recibieron 350 millones de pesos para infraestructura y se han estado cumpliendo compromisos, con pago de salarios que perciben los trabajadores “basificados” en la administración anterior, pero además han ampliado algunos hospitales, pusieron en marcha los programas federales que estaban abandonados y en general se han realizado gestiones extra presupuestales para obtener ambulancias entre otras cosas.

Ungson Beltrán, médico reconocido en nuestra comunidad, es un hombre serio y responsable, que no tiene aspiraciones políticas y por ello no descuida ni un ápice la responsabilidad que asumió hace dos años, enfocado en proyectos de primera y segunda etapa, tratando de equipar los hospitales en diversos municipios y como opinión personal, manifestó que el Hospital General del Estado debe continuar como tal, aún con que construyan el de especialidades, que con todo y la polémica que se hizo, sigue vigente.

El sistema de salud es complejo, ofrecer servicios de calidad no es sencillo, hay que estar pendiente desde un cuarto de máquinas, material quirúrgico, modernizar hospitales, equipamiento, acreditar procesos, ampliar áreas de partos, urgencias o quirófano; buscar la forma de dar respuesta a demandas, evitar negligencias, pero además disminuir los casos de enfermedades epidemiológicas, entre otras muchas cosas.

Es la primera experiencia como funcionario de gobierno de Ungson, su prestigio personal fue suficiente para ser considerado para ocupar posición tan relevante; hoy domina toda la problemática de salud pública, ha identificado los programas que hay que apoyar, empujar y demandar al gobierno federal, sabe de lo importante que es el seguro popular, donde el cuarenta por ciento de la población sonorense está registrado pero es mayor el porcentaje de la gente que atiende, ya que así lo prefieren a pesar de tener afiliación a otras instituciones de salud.

La numeralia la tiene al dedillo, nos ofreció un panorama de las actividades que se han llevado a cabo en todo el Estado, las inversiones principales en diversos municipios y la intención de ampliar servicios, mejorar los hospitales y abastecer de medicamentos donde ha sido escaso, no dejar de atender a la gente en prevención y atención, con las caravanas vigentes en rutas alejadas y aún con un presupuesto reducido, han procurado no fallar, que mucho tiene que ver con un equipo de funcionarios dedicados y con vocación de servicio.
Respecto a la inconformidad de los vecinos del poniente por la construcción del hospital de especialidades, dice que el proyecto sigue adelante, con respeto están haciendo un proceso de licitación transparente y tiene la esperanza que lo puedan hacer sin mayores inconvenientes, pues está planeado con los mayores estándares de calidad, con grandes espacios para estacionamiento, con manejo de residuos peligrosos aprobados mundialmente, pero es probable que sea la incredulidad lo que hace dudar a la gente, al final tiene confianza en que siga adelante y logren la confianza de todos.

Pues este es un recuento de logros y aciertos que suman en la Secretaría de Salud, contra viento y marea, con señalamientos e inconformidades, finalmente Gilberto Ungson ha sacado su trabajo dignamente, por supuesto la labor es interminable, el rezago no es fácil superarlo y la desconfianza menos, pero con el tiempo se podrá medir si van en la ruta correcta, por el momento hay un mérito que hay que reconocer y esa es la expertis del titular y la dedicación con la que ha trabajado.

***

CARTAS SOBRE LA MESA

Elma Laura Ahumada