Justo hoy, luego de las elecciones empieza el periodo del lame duck en el Congreso de EU. Y eso es relevante porque es la última oportunidad de Barack Obama para aprobar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés).

Le explicamos. Allá, entre que ya se eligió un Presidente y llega a ocupar formalmente el cargo, el Congreso puede llamar a un periodo especial para discutir asuntos que se consideren no resueltos.

Aunque una traducción literal es complicada, porque significa "pato cojo", la idea hace referencia a cazar un animal que está incapacitado y por lo tanto es fácil. En el periodo lame duck se someten leyes que difícilmente se aprobarían si el temor a las represalias electorales está presente.

Entonces, el TPP, que es un acuerdo comercial por demás controversial, podría ser presentado y votado en este periodo extraordinario.

Pero hay un detalle. Si las elecciones le dan el triunfo a Hillary Clinton, difícilmente Obama le dejará el TPP para que comience su Administración con una herencia maldita, así que meter madruguete se ve lejano. Pero si gana Donald Trump, aumentan las posibilidades de esto ocurra.

Plátano a China
Apurados y con buenas expectativas, así andan los productores de plátano del País.

Con el fin de aumentar sus destinos de exportación, ya que el mercado estadounidense ya lleva una racha de estar saturado de esa fruta, los productores buscan nuevas opciones y con quienes ya empezarán a trabajar para que les abran las puertas es con importadores chinos.

De tal forma que del 27 de noviembre al 4 de diciembre, los productores, representados por Adrián Prats, presidente del Comité Nacional Sistema Producto Plátano, recibirán visitas de inspectores chinos, quienes revisarán la calidad e inocuidad en las huertas nacionales.

De lograrse, ésta sería la primera vez que México exportaría plátano a China, ya que entre ambos países todavía no existe un protocolo fitosanitario que permita el comercio de esa fruta.

Esto de iniciar exportaciones a un nuevo destino es una misión un poco larga, en este caso se estima que, si todo sale bien, podrían comenzar en un año o año y medio.

Aunque algunas autoridades como la propia Secretaría de Agricultura, dirigida por José Calzada Rovirosa, se han comprometido a agilizar las negociaciones para reducir los tiempos y probablemente iniciar antes de lo previsto.

La pasarela
Un verdadera pasarela política se verá en la 58 Semana Nacional de Radio y Televisión, organizada por la CIRT, que lleva Edgar Pereda Gómez.
El platillo fuerte comienza el miércoles con la inauguración del encuentro, con Miguel Ángel Osorio Chong, titular de Gobernación.

Después vienen una serie de mesas para ese mismo día, que se titulan "Visión y Reflexiones sobre México", que arranca con los presidentes de partidos. Ricardo Anaya, del PAN; Enrique Ochoa, del PRI; Alejandra Barrales, del PRD; y, Andrés Manuel López Obrador, de Morena.

Por la tarde, Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la CDMX, seguido de Eruviel Ávila, Gobernador del Estado de México y Jaime Rodríguez Calderón "El Bronco", Gobernador de Nuevo León.

El jueves terminan con Margarita Zavala, José Antonio Meade, titular de Hacienda y Rafael Moreno Valle, todavía Gobernador de Puebla.
Los concesionarios de la radio y la televisión se ven muy interesados en prestar cámaras y micrófonos a estos capitanes políticos, no vaya a ser que de entre ellos salga el bueno.

¡Súbale, súbale!
La CDMX como atracción turística ha generado una competencia entre las firmas que ofrecen el paseo en autobús.

Turibús, perteneciente a Grupo ADO, de José Antonio Pérez Antón, está estrenando flota y en las semanas recientes la empresa de los famosos autobuses rojos recibió 10 nuevas unidades. Entre los que dio de baja y sus nuevas compras, la capacidad creció 30%.

Así pretende hacer frente a la competencia que le ha representado Capital Bus, que capitanea José Manuel de Alba Jiménez, y que desde el año pasado ha seducido a los paseantes con sus autobuses rosas de primera generación.

Las contingencias ambientales de este año, que hicieron parar más del 20% de la flotilla de Turibús, hizo que la compañía se planteara con urgencia la renovación de su flota, por lo que, de hecho, los turibuses más viejos serán sustituidos por los nuevos.

Turibús paseó a 300 mil personas en 2015 y quiere por lo menos crecer otro 5 por ciento. Para ello ha apostado también a la firma de nuevas alianzas, como la que recientemente logró con los museos de Ripley y de Cera, con el fin de ofrecer paquetes a los turistas a precios atractivos.

Ildefonso Guajardo
Pase lo que pase con las elecciones de Estados Unidos, para el Secretario de Economía viene una etapa de gran actividad, ya que está en la mira la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y todavía está en suspenso el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.