Pues resulta que Liconsa, que lleva Héctor Ramírez Puga, subastará, por segunda vez la crema pasteurizada que extrae de la leche que comercializa, esperando que esta vez sí se pueda colocar en dicho proceso.

Mañana viernes el grupo interno de análisis de venta de crema, perteneciente a Liconsa, se reunirá para acordar las bases de la siguiente subasta, las cuales serán publicadas en el Diario Oficial de la Federación el próximo 8 de noviembre.

El fallo y adjudicación serán al siguiente día.

Por cierto, el origen de esta subasta no es necesariamente económico.

Resulta que la Secretaría de Salud, que dirige José Narro, pidió que en apoyo a la política pública de reducción de peso en la población, se descremara la leche pues, entre otros ingredientes, contenía grasa butírica.

Así que en marzo de este año se lanzó la primera convocatoria para la venta de este subproducto, pero al final nadie le llegó al precio.

¿Por qué? Una sencilla razón, los compradores querían pagar la crema a precio de grasa butírica, siendo que la primera es más que sólo grasa.

La siguiente convocatoria es pública, por lo que estará abierta para cualquier comprador que le interesa participar.

 

Revisión inútil

 

Vaya oso el que se aventó el visitador designado para revisar las finanzas de Abengoa, el consorcio español que lleva Fernando Martínez Salcedo, cuyo concurso mercantil fue demandado en México por Banco Base, a cargo de Lorenzo Barrera.

Y es que luego de varias semanas dizque revisando los libros de la empresa, la jueza federal Gabriela Ortiz resolvió ayer que el dictamen presentado por el visitador simplemente no sirve y la visita de revisión se tiene que recomenzar desde cero.

Y es que buena parte del dictamen se basó en copias fotostáticas y el visitador no informó si tuvo a la vista documentos originales, o las pantallas de computadora en el caso de archivos electrónicos.

El tema es crucial porque las copias fotostáticas incluyen documentos sobre créditos que permitirían determinar si las obligaciones vencidas y no vencidas de Abengoa son suficientes para que se le coloque en situación de concurso mercantil.

Aunque la jueza y el Ifecom, que lleva María Esther Sandoval, no han publicado el nombre del visitador, ha trascendido que se trata de Samuel Egure Lazcano, un veterano de este tipo de asuntos.

 

Una y otra vez

Si tuviera de frente a Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía, ¿qué le preguntaría?

El pasado martes, el funcionario compareció ante la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, que lleva Jorge Dávila, y digamos que abundó la redundancia de temas en el encuentro, por decir, lo menos.

Para que se de una idea: los 29 integrantes de la Comisión le preguntaron por lo menos tres veces por qué en la propuesta del presupuesto federal se le había reducido el dinero asignado a la dependencia.

Otras tres ocasiones sobre qué va a pasar con la elección en EU, unas tantas más sobre la llegada de inversión y la repetición sobre el apoyo a pymes fue la más constante.

Los legisladores dejaron fuera varias cuestiones de las que ellos mismos deberían ocuparse.

Por ejemplo, no se habló de la opacidad de fondos como ProMéxico o el Inadem; de la multiplicación de acuerdos comerciales que no están logrando diversificar el comercio exterior o cuestiones de avance en competitividad en indicadores internacionales.

 

Primera piedra

Si se topa con Hipólito Gerard Rivero, capitán de GIA, y le nota una sonrisa de oreja a oreja, aquí le decimos por qué.

El constructor va camino a la capital de la cochinita pibil donde hoy se pondrá la primera piedra (ya luego pondrán las demás) de la Nueva Clínica Hospital de Mérida.

Ya le hemos platicado aquí de este proyecto, el primero de Asociación Público Privada de propuesta no solicitada.

Habrá que decir que ésta será una receta recurrente, habida cuenta de que el Gobierno dictó un recorte que dejó la iniciativa a las empresas. Tal cual, este proyecto de Mérida GIA se lo propuso al ISSSTE desde abril de 2014 y GIA lo ganó.

El organismo de los burócratas federales, que encabeza José Reyes Baeza, abrió el concurso al que llegaron otras empresas, como Promotora y Desarrolladora Mexicana, de Antonio Boullosa, y Grupo Inmobiliario Marhnos, de Nicolás Mariscal.

Cuando quede terminado, para fines de 2017, la clínica dispondrá de 66 camas censables, 16 camas de urgencias, 22 camas ambulatorias, 18 consultorios y tres quirófanos. Todo por un pago anual de 175.3 millones de pesos durante 26 años.

A esta ceremonia mexicana de la primera piedra asistirán Reyes Baeza y el Gobernador de Yucatán, Rolando Zapata.

 

Andrés Gómez y Alberto Fasja

Capitanes de Grupo Axo, que comercializa marcas como Armani, Tommy Hilfiger y Victoria's Secret, prepara una oferta pública mixta que será suscrita también en Chile, Colombia y Perú. Con 2 mil 200 puntos de venta, los recursos se usarán para impulsar su crecimiento.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.