nota070420178NSCIUDAD DE MÉXICO.- El actor y productor Jorge Ortiz de Pinedo insistió en que siga adelante un proyecto de ley para erradicar la violencia en los estadios.


Ortiz de Pinedo y su hijo Pedro fueron agredidos la noche del miércoles a su salida del Estadio Azul (luego de un partido entre Cruz Azul y Necaxa que ganó este último) y aunque no pasó a mayores, el productor considera que es necesario tomar medidas generales.

En entrevistas radiofónicas para Ciro Gómez Leyva y Javier Poza, Ortiz de Pinedo agradeció las muestras de apoyo y se dijo “abrumado” por el cariño del público.

Recordó que cuando se dirigía a su coche, una pandilla los golpeó a él, a su hijo y a otras personas y señaló que a diferencia del momento en que ingresaron al estadio, a la salida no había policías cuidando la zona.

“¿A dónde se fueron los policías? porque normalmente cuando termina un juego la gente sale caliente o triste por el resultado, nosotros obviamente con mucho respeto los de Necaxa salimos sin ostentar la victoria”, relató.

El productor recordó que el legislador Eduardo Santillán presentó hace años un proyecto de ley para estadios de futbol “y no procede” en la Asamblea Legislativa de la capital.

Yo creo que hace falta señalar que hay una gran violencia, pero hay una ley propuesta desde hace más de un año contra la violencia en los estadios y está detenida. No sé por qué los legisladores no le hacen caso, no sé por qué no la investigan, la analizan y la promulgan en tal caso, para que la gente que haga este tipo de agresiones sea de alguna manera reprendida, porque las leyes no ayudan”, explicó.

EL UNIVERSAL/RDB, 070416