ramon ayala18062017ej 07HERMOSILLO, SON.- Más que comparación con sus progenitores, algunos artistas se han ganado a pulso el éxito que ahora los cobija.

En el Día del Padre, EXPRESO hace un recorrido por algunas de las estrellas de la música ahora llamada, regional mexicana, que han heredado el talento, la música y hasta a sus públicos, a sus hijos.

Hablando de los sonorenses, qué mejor ejemplo que Joel Elizalde y Joel Elizalde Jr. quienes este año compartieron el redondel del Palenque 2017 en Hermosillo.

“Aunque yo traemos nuestro propio proyecto musical, andamos acompañando a mi papá en algunas presentaciones y dándonos cuenta del cariño que le tiene la gente”, reveló a EXPRESO en exclusiva, Joel Elizalde Jr.

Mientras tanto, su padre Joel Elizalde estuvo feliz de haber compartido el redondel con su retoño grupero al cantar algunos de los temas juntos.

Quienes brillan desde hace varios años con luz propia y gracias a la sangre de artistas que les heredaron sus respectivos padres fueron Los Hermanos Vega Jr., que pertenecen a la dinastía de los Vega.

También en los súper grupos

Durante una verdadera noche en la pasada temporada del Palenque en la capital sonorense, Los Yonic’s, con José Manuel Zamacona, compartieron algunos temas con el hijo del vocalista, “Zamacona Jr.”

Lo mismo sucedió con el cantante de Los Caminantes, Agustín Ramírez, quien cantó al lado de su hijo del mismo nombre, para sorpresa del público sonorense.

Dentro del romanticismo de la música, Napoleón, de 68 años de edad, tiene su propio sello, pero ahora lo comparte en cada presentación que puede, con su hijo, con quien canta algunos de sus éxitos, tal como lo hizo en Hermosillo este año.

napoleon 18062017ej 06

Recogen los frutos

Por su parte, José Manuel Figueroa recibió el cariño que los sonorenses aún refrendan su padre, de quien incluye muchos de sus temas en sus conciertos.

Lo mismo sucede con Alejandro Fernández, quien a pesar del retiro de los escenarios de Vicente Fernández, él se encarga de recordarlo en cada uno de sus shows, ya sea mencionándolo o haciendo un popurrí con muchos d los éxitos que sonaron en voz de “El Charro de Huentitán”.

Otros que han dejado huella en la música mexicana durante varias décadas, son Lorenzo de Monteclaro, de 80 años de edad y 57 de carrera artística. Hace un par de años, impulsó la grabación y el inicio de la carrera en solitario de Ricardo de Monteclaro, su baterista de hace muchos años. Ambos comparten ahora algunos temas para el público.

Igual caso es el de Ramón Ayala, quien este año no dudo en dedicarle un espacio a su hijo Ramón Ayala Jr. en el redondel del Palenque de Hermosillo 2017.

De abuelos a nietos

Por último, y proveniente de toda una dinastía artística, el caso e Pepe Aguilar, quien este fin de semana recuerda a su padre Antonio Aguilar, con una misa y otros eventos al público en la ciudad de Zacatecas, para recordar a “El Charro Zacatecano”, a diez años de su muerte, que se recuerdan este lunes 19 de junio.

El mismo Pepe Aguilar ha heredado a sus hijos Leonardo y Ángela, el gusto por la música; ambos jóvenes ya iniciaron sus propias carreras musicales dentro del género ranchero y de la banda, que incluso han compartido en las grabaciones y shows en vivo con Pepe.

EXP/JG/EJ/JUN/2017