tim burton 04122017ej 01CIUDAD DE MÉXICO.- El domingo por la mañana Tim Burton comenzó a trabajar. De las primeras cosas que hizo fue ir al museo Franz Mayer para supervisar el montaje de su exposición.

De camisa de mezclilla y pantalón negro, el cineasta se paseó por los pasillos del recinto dando indicaciones y comentarios respecto a las piezas que componen su trabajo.

El autor de cintas como ‘El extraño mundo de Jack’ llegó el sábado por la tarde a la ciudad de México, en donde tuvo sus primeros ‘sustos’, cuando al arribar se dio cuenta que decenas de fans y reporteros lo aguardaban.

Al realizador, visiblemente sorprendido y por momentos hasta asustado de ver tanta gente, no le quedó más que regresar a migración y aguardar a que la multitud se disipara.

Menos de 30 segundos fueron los que Tim estuvo frente a la prensa, no habló o saludó y simplemente se escabulló. Pasados los minutos, logró evadir a casi todos y salió por la zona accesos a viajes nacionales.

Quienes lograron verlo antes de que subiera a la camioneta que lo llevaría a un hotel del Centro Histórico, pudieron pedirle autógrafos y hasta fotos. Antes de irse, el cineasta autografió una playera de futbol con el nombre Tim Burton. El fanático incluso obsequió a su ídolo una playera de la Selección Mexicana.

EXP/ELU/EJ/DIC/2017