estelar expreso06162017wCIUDAD DE MÉXICO.- Cumplir con los dictámenes de la iglesia católica o no, es la disyuntiva de Eduardo Noriega, ahora convertido en un sacerdote católico clandestino en México.

El actor español ("Tesis" y "El espinazo del diablo"), se encuentra en la capital mexicana para participar en el filme "La marca del demonio", cuyo rodaje arranca el lunes.

"Me gustan los personajes contradictorios, atormentados", dice Eduardo en un encuentro con la prensa, la tarde de este viernes.
"Todo tenemos ángeles y demonios y en esta caso es un sacerdote católico exorcista que no ha sido aprobado por El Vaticano, clandestino y va a sellar una alianza íntima con un demonio antiguo", detalla.

Los actores
Dirigida por Armando Casas ("Un mundo raro") se rodará en locaciones de la capital mexicana, teniendo en su elenco a Lumi Cavazoz, Omar Fierro, Arantza Ruiz y Nicolasa Ortiz Monasterio.

"La luz y la oscuridad van a convivir en la película, vamos a ocupar iglesias y ya estamos listos", comenta Casas.

Diego Cohen ("Perdidos"), Alvaro González Kuhn y Mónica Gorbea son los productores de la película.

El Universal / MM. 16/06/17/DAW