CIUDAD DE MÉXICO.- Con Alberto Aguilera Valadez la unió un cariño grande, una amistad de más de 30 años y un click natural que los dos gozaron en vida. Por eso, Verónica Castro aseguró que no irá al homenaje de Juan Gabriel en Bellas Artes, programado para el próximo lunes.

 

 

Yo nunca voy a un velorio. Yo los guardo en vida. Lo que se hizo en vida, hermano, en vida está. Ahora yo ya sé que está con mi padre Dios, y gracias a Dios que está con él porque esta vida que estaba pasando él ya no estaba bonita.

 

Yo me lo llevo en mi corazón. Ahí me lo quedo. En vivo y a todo color. Para mí no se murió", resaltó la actriz en entrevista.

 

Castro aún no termina de asimilar la muerte de su amigo, pero sabe que el intérprete dejó una enseñanza para todos: evitar que los grandes se vayan sin el reconocimiento que se merecen, tanto del parte del público como de los medios de comunicación.

 

Con su partida, (Juan Gabriel) nos está dejando una enseñanza más, un aprendizaje realmente muy importante, que es darle valor a la gente que de verdad tiene valor, a la gente que el público quiere.

 

No abandonen a la gente que tiene talento. Si ya no salían en la televisión por un enojo o por una estupidez... ¿realmente creen que valía la pena? ¿Saben cuántas cosas más nos habrían dado?", subrayó.

 

La estrella de telenovelas como Rosa Salvaje acudió como madrina a la impresión de las huellas del actor Eugenio Montessoro en el Paseo de las Luminarias en un centro comercial capitalino.

 

Ahí, se mostró aún conmovida por el deceso del Divo de Juárez.

 

Fue algo muy fuerte. Es algo que todos traemos ahí atorado, como que no sabemos ni qué onda, ni qué decir. No hay que permitir que se nos vayan. Tenemos libros abiertos como él. Tenemos a Chabelo, tenemos a Marco Antonio Muñiz, tenemos a los hermanos Castro, tenemos a Elena Poniatowska. 

 

Tenemos autores, pintores y escritores. No hay que preguntarnos después '¿por qué no le dije? ¿Por qué no lo llamé? ¿Por qué no le pregunté?'".

 

 

EXP/REF/JMR/AGO/2016