CIUDAD DE MÉXICO.- Más que un diva, Madonna es de armas tomar cual guerrera de mil batallas

 

 

 

 

 

Al menos así lo demostró la “Chica Material” a mediados del mes pasado, cuando al recibir una rechifla por empezar 50 minutos tarde su concierto en Manchester (Inglaterra), dijo con su voz de ángel y demonio: “No soy una diva, si ustedes son unos divos cabrones y quieren seguir protestando por ello, no vengan a mi concierto"

 

El video se estropeó y no podíamos salir. No teníamos video y debíamos esperar hasta que pudiéramos reiniciarlo”, explicó la rubia de 57 años, que dará dos conciertos en el Palacio de los Deportes (6 y 7 de enero). 

 

La intérprete de “Like a Virgin” regresa a México con su gira Rebel Heart Tour y lo hace en medio de una disputa por su hijo Rocco, de 15 años de edad. 

 

Rocco se negó a abandonar la casa de su padre, Guy Ritchie, en Londres para celebrar la Navidad pasada con Madonna en Nueva York; vive bajo el control y estrictas reglas de su famosa madre, reportó esta semana el sitio ‘RadarOnline’. 

 

Días después, el círculo íntimo de la “Reina del pop” aseguró que llegó a amenazar con enviar a su hijo a un “internado tipo militar” con el fin de enderezarlo, informó el “New York Daily News”. 

 

Madonna es una muy buena madre, pero es megacontroladora”, dijo una persona cercana a la estrella del pop a “RadarOnline”. 

 

Ella le dice lo que puede y no puede hacer, con quién puede y no puede hablar”. 

 

Rocco se escapó en noviembre durante una parada de la gira actual de su madre en Estocolmo, Suecia, y nunca regresó con ella. 

 

Pese a los sentimientos de Rocco, la jueza Deborah Kaplan, de Nueva York, ordenó la semana pasada que el adolescente tenía que regresar con su madre para pasar las fiestas, pero esto finalmente no sucedió. Ahora Madonna espera que su hijo vuelva cuando reinicie el ciclo escolar. 

 

EL UNIVERSAL/AA., 020116