facebook expreso31102016NUEVA YORK, EU .- Al tiempo que nuestras vidas sociales mudaron a redes sociales como Facebook durante la última década, se produjo mucha preocupación sobre cómo podría afectar a la salud todo ese tiempo frente a una pantalla.

Pero, de acuerdo con un nuevo artículo, el tiempo invertido en las redes sociales podría estar asociado con vivir por más tiempo.

El artículo, publicado en la revista PNAS este lunes (la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos), afirma que los efectos sobre la salud de una activa vida social en línea reflejan en gran medida los beneficios de vidas sociales activas fuera del internet.


"Encontramos que las personas con más amigos en línea tienen menos probabilidades de morir que sus homólogos no conectados", dice el artículo, de acuerdo con una nota de The New York Times.

"Esta evidencia contradice las aseveraciones de que las redes sociales han tenido un impacto negativo neto sobre la salud", agrega.

La metodología del estudio es descrita en detalle en el artículo y éste fue aprobado por tres consejos de revisión universitarios y estatales.

Los escépticos notarán, sin embargo, que el mismo Facebook estuvo estrechamente involucrado con el artículo.

Investigador
William Hobbs, investigador de posdoctorado en la Universidad Northeastern, trabajó en Facebook como investigador practicante en el 2013.

Otro de los autores del artículo, Moira Burke, trabajó en él en su calidad de investigadora científica en Facebook.


Hobbs, que realizó la investigación mientras era alumno de posgrado en la Universidad de California, en San Diego, comentó que Facebook no había interferido con los resultados del documento.


"La investigación confirma lo que los científicos han sabido durante mucho tiempo sobre el mundo no cibernético: las personas que tienen redes sociales más fuertes viven más", indicó un boletín de prensa enviado por una vocera de la Universidad de California, en San Diego.

El estudio se basó en 12 millones de perfiles de redes sociales que Facebook puso a disposición de los investigadores, así como en registros del Departamento de Salud de California.

Encontró que el "uso moderado" de Facebook estaba asociado con una tasa de mortalidad más baja, y que recibir solicitudes de amistad estaba correlacionada con una mortalidad reducida, pero que enviar solicitudes de amistad no lo estaba.

Hobbs y los otros autores del artículo cotejaron registros del Departamento de Salud Pública de California con los de usuarios de Facebook en California, preservando la privacidad al agrupar los datos antes de analizarlos, señaló el boletín de prensa. Todas las personas estudiadas nacieron entre 1945 y 1989.


El estudio arrojó que las personas con grandes redes sociales, o incluso de tamaño promedio, vivían más que las personas que tenían redes sociales muy pequeñas.


"Fue un hallazgo consistente con estudios clásicos de las relaciones fuera de internet y la longevidad", indicó el comunicado.

James Fowler, profesor de salud pública y ciencias políticas en la Universidad de California, en San Diego, y otro de los autores del artículo, dijo que le sorprendió que solicitar la amistad de otros no estuviera asociado con una vida más larga.

"Tenía la esperanza de encontrar que tender la mano a otros estuviera asociado con una mejor salud", comentó.

EXP/RED/FR/OCT/2016