lila downs canta sonoraÁLAMOS, SON.- Lila Downs dijo sentirse feliz de estar en Álamos por primera vez, “un lugar donde se respira la historia” y se siente la música, esa misma felicidad la oaxaqueña la entregó en el escenario de la Plaza de Armas  donde se presentó como parte del Festival Alfonso Ortiz Tirado.

Downs, vestida de México, le cantó a Sonora; la muerte, las alegrías, las tristezas y al amor, en un concierto que contó con la sorpresa del ballet folklórico sonorense Tradición Mestiza quienes rodearon a la artista en varios temas como el “Son de Juárez”, donde mencionó a todas las etnias sonorenses en sus versos y lo dedicó como un discurso para el país vecino que tantas palabras hirientes ha dicho.

Antes de eso Lila ya había puesto bailar al público en temas como “Mezcalito”, “Humito de copal” y “La iguana”, ella con un abanico en mano y un rebozo que le dio una indígena Yaqui, en cada palabra mostraba el amor a México.

Cumbias y tristezas

Lila tiene la capacidad de poner a bailar cumbias a las masas con canciones como “Peligrosa”, pero también de hacerlas llorar pues asegura que “también se necesita” y en su presentación algunas canciones como “Urge”, “Piensa en mí” y “Vámonos” hicieron al público cantar al unísono.

Para regresar a la cumbia Lila decidió retar en duelo a sus músicos y así el trompetista Jerzaín Vargas y el acordeonista sonorense Leo Soqui comenzaron a tocar ritmos, aquí sin duda fue Soqui el ganador en cuenta entre las melodías se asomó “La Cárcel de Cananea”.

Pasadas “La patria madrina”, “Viene la muerte echando rasero” y “Envidia” la gente seguia más entusiasta pero Lila ya estaba despidiendo.

“Sabemos que estamos con el pueblo y el pueblo siempre ama su música, les quiero agradecer ese cariño que le tienen a nuestra tierra y las expresiones del arte, eso es este hermoso Festival Alfonso Ortiz Tirado, ¡Que viva Álamos!”, gritó la oaxaqueña e interpretó con todo el ritmo el “Son de difuntos”.

Tras aplausos y el público aclamando más música, Lila Downs regresó con Tradición Mestiza y un sombrero gigante cantando “Zapata se queda”, con un fondo de estrellas bajó el ritmo y cantó “Un mundo raro” y se despidió al ritmo de la infaltable “Cumbia del mole”.


EN CORTO

¿Tu formación profesional como antropóloga cómo ha influenciado tu carrera?

Al principio creía que era muy aparte de la música pero curiosamente cada disco, me atrevo a decir, me ha empujado a hacer una especia de investigación sobre los temas que tocamos, esto pasa desde “La sandunga” que fue el primer disco que hicimos principalmente de música oaxaqueña y ya el segundo con la migración y mi origen mixteco.


¿Qué le dirías a la sociedad que en unos meses tendrá que votar y decidir el curso del país?

Mi sugerencia es crear comunidad y estar preocupado por tu vecino, el hijo de tu vecina, a veces pensamos que ‘ese no es mi problema’, pero sí, esa es nuestra comunidad y así poco a poco podemos ir abrazando a nuestros hermanos y hermanas. Yo estoy lista para una sorpresa en las elecciones.


¿Te han invitado a formar parte de un partido político?

No, me interesa mucho trabajar y soy una persona optimista, un poco depresiva como todos los mexicanos lo somos, pero me gusta creer en mi raza, mi gente, mi nación, en el norte, sur y en cada rincón de nuestro país. Creo que hay muchas cosas que hacer de manera independiente, como artistas, profesionista y mujer.


Si crearas una canción de Sonora, ¿Qué tema abordarías?

Tendría que aprender sobre las culturas y el mestizaje. Me gusta mucho conocer sobre la organización de las mujeres en comunidades rurales, el aprendizaje es hermoso porque es de la manera más acercada a la madre naturaleza… Ojalá en algún momento pueda venir con más tiempo a conocer porque es una tierra muy bendecida.


¿Cómo te gustaría que se te recordara?

Me gusta sentirme parte de todos y si es verdad que soy una especie de ave un tanto estrafalaria, pero al mismo tiempo soy una hormiga haciendo su trabajo como cualquier otra persona. Disfruto mucho de las cosas más sencillas que la madre tierra nos da y eso lo he aprendido gracias a mi abuela materna, mi abuela indígena.

EXP/IS/FRU/ENE/2018