humberto durazo1 07102017ej 06HERMOSILLO, SON.- Su nombre de nacimiento es Humberto Alfonso Oviedo Durazo, pero en la escena de la música de Sonora, Humberto Oviedo ya empieza a notarse en la escena estatal y nacional.

La mezcla de cansancio con el estrés de la competencia y los arduos ensayos que durante una semana experimentó Humberto Oviedo dentro del Concurso de Ópera “Francisco Araiza”, redundó en buenos resultados para el hermosillense a quien ya se le considera un orgullo de Villa de Seris.

Humberto Oviedo aún disfruta recordar la experiencia que vivió en el pasado Concurso de Ópera Francisco Araiza

“Todo se me fue acomodando gracias a Dios. Yo esperaba la oportunidad de ir a algún concurso y se me vino en mi ciudad (Hermosillo) y eso me ayudó muchísimo.
“Entramos al concurso y empezamos la competencia con los nervios a todo lo que da y tuvimos la fortuna de salir ganadores con el premio ‘Revelación Sonora’; fue una experiencia muy bonita desde que empezó, desde conocer al maestro Francisco Araiza y a los maestros que vinieron como Olivia Gorra, además de la convivencia de los colegas cantantes de los que aprendí mucho de ellos porque tienen un nivel muy elevado”, destacó Humberto Oviedo en su visita a EXPRESO.
“Viví una emoción general al lado de mi familia y mis amigos, ganar este premio fue un sueño realizado para mí”, dijo aun emocionado.

humberto durazo 07102017ej 06

En manos de los mejores

Previo a este concurso, Oviedo tomó un curso en la Universidad de Sonora; se puso en manos de Guillermo Armada, su actual coach, y trabaja constantemente en la educación vocal y añadiendo repertorio.

“Lo mío es más de mi casa. Nací en una familia donde somos muy apasionados por el canto. Mi abuelo Alfonso Durazo ‘Don Poncho’, tenía un restaurante en el que siempre ha habido música de mariachi, todos mis tíos cantan música ranchera pero cantar fue lo que he visto toda mi vida”, externó.

Aunado a que él considera que su mamá, Cecilia Durazo, es una gran cantante de música ranchera, por lo que “De ahí nació mi amor por el canto”, reveló.

Al decidirse acercarse a los maestros para que su vocación fuera más a allá de algo familiar, tomó cursos con la maestra Vicky Ortiz, en la Casa de la Cultura; en la Universidad de Sonora tomó un taller con Sarahí Salgado, para después trabajar en la música con Guillermo Armada.

Humberto Oviedo es actualmente gerente de una pastelería, pero sus planes son dedicarse de lleno al canto por lo que no quita el dedo del renglón de seguir participando en concursos internacionales y nacionales.

EXP/JG/EJ/OCT/2017