catrina posada 02112016r05HERMOSILLO, SON.- José Guadalupe Posada (1852-1913), originario de Aguascalientes, fue uno de los grandes ilustradores del siglo XIX, entre sus grandes creaciones se encuentra la famosa imagen de la Catrina o la Muerte, dándole ese toque burlesco que conservamos hasta nuestros días.

Cronista excepcional que pintó la comedia humana, la tragicomedia mexicana de un siglo que terminaba y otro que nacía, Posada captó todas esas historias de la vida cotidiana: el silencio, la marginalidad, la tragedia, el dolor, la risa, la sorna, la miseria, el llanto, el placer, la vida, la muerte, el blanco, lo negro, el pecado, el amor, lo mexicano. Más allá de ponerle cualquier adjetivo, Posada, como pocos artistas, ha trascendido en lo que somos, en la imagen de un artista mexicano que se convierte en universal.

A partir de 1890, sus trabajos gráficos ilustraron las publicaciones, de carácter nacionalista y popular, del impresor Antonio Venegas Arroyo: historietas, liturgias de festividades, plegarias, cancioneros, leyendas, cuentos y almanaques, destacando La Gaceta Callejera y las hojas sueltas que incluían imágenes e información resumida de carácter diverso sobre 'acontecimientos de sensación'.

La Catrina

Durante los gobiernos de Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz las imágenes de esqueletos y calaveras eran una forma común de denuncia y de crítica social en las publicaciones de la época que usaron varios caricaturistas como Constantino Escalante, Santiago Hernández y Manuel Manilla.

La versión original es un grabado en metal con autoría del caricaturista José Guadalupe Posada. El nombre original es Calavera Garbancera, sátira de las personas que vendían garbanza  y que teniendo sangre indígena pretendían ser europeos, ya fueran españoles o franceses, y renegaban de su propia raza, herencia y cultura.

Es por ello, que la calavera no tiene ropa sino únicamente el sombrero; desde el punto de vista de Posada, es una crítica a muchos mexicanos del pueblo que son pobres, pero que aun así quieren aparentar un estilo de vida europeo que no les corresponde.

jose guadalupe posada la garbancera 02112016r05EXP/RED/RG/OCT/2016