comida06112016ej02GUADALAJARA, JAL.- El experto Eder Manuel Rodríguez dijo que al no poder apegarse a una dieta o régimen alimenticio, algunas personas optan por cuidar su alimentación entre semana, en tanto los fines de semana no se restringen para consumir alimentos de todo tipo.

Indicó que lo anterior es una mala práctica que contribuye a que se presente un rebote de peso y un descontrol metabólico.

El especialista en Nutrición y Dietética del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco agregó que “ese día se van a los tacos y comen ocho cuando deberían comer la mitad; lo mismo pasa con bebidas embriagantes como la cerveza, entonces debemos tener mucho cuidado con los excesos".

Manifestó que en lugar de darse los fines de semana como 'libres' para comer en exceso, se recomienda que una vez a la semana la persona pueda degustar algún antojo, siempre y cuando sea con moderación.

"No podemos prohibir ningún alimento, porque tenemos la mala costumbre de que entre más nos lo prohíban, más nos gusta, entonces es mejor no privarse y consumirlo con mucha moderación", estableció.

Rodríguez aconsejó cenar por lo menos dos horas antes de acostarse a dormir para permitir la adecuada digestión de los alimentos y evitar tener al poco tiempo sensación de hambre nuevamente.

Comentó que si se tiene la costumbre de un postre después de comer, se debe moderar, ya que son alimentos dulces y con contenido rico en grasas y carbohidratos.

El experto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) mencionó que es mejor sustituir los alimentos azucarados por otras opciones más saludables como una gelatina de agua o fruta, o bien dejar el postre para únicamente una vez por semana.

Es indispensable realizar algún tipo de actividad física, por lo menos una caminata diaria de 20 a 30 minutos o como mínimo cuatro veces por semana, consideró.

Puntualizó que es importante que las personas que trabajan o estudian procuren elegir menús saludables, independiente de que no coman en sus casas.

"A veces no tenemos tiempo de llevar el sándwich a la oficina, pero podemos desayunar fruta con yogurt o queso cottage, porque si desayunamos sólo la fruta vamos a tener hambre al poco tiempo, entonces debemos poner un poco de proteína", recomendó.

El especialista dijo que en el caso de la comida, es importante optar por pollo, carne asada acompañada con verduras, o pescado, siempre y cuando no sean fritos o empanizados y acompañar los alimentos preferentemente con agua natural.

Recordó que el 'Plato del buen comer' del Sector Salud debe estar compuesto en 50 por ciento de frutas y verduras, la tercera parte de proteínas y el resto de cereales.

Puntualizó que lo recomendable para un adulto es la ingesta diaria de media taza de leche; en cuanto a los quesos, preferentemente se debe optar por panela, fresco y oaxaca.

NTX/HPP/AJV