La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, llegó antes de las 18:00 de este martes a esta capital para una breve visita oficial y una reunión con su par ecuatoriano Rafael Correa antes de la cumbre de mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños el miércoles.

Correa y Rouseff tienen previsto reunirse durante dos horas en el palacio de Carondelet, sede del gobierno ecuatoriano, para adelantar temas como el corredor interoceánico Manta-Manaos, inversiones, la creación de cadenas productivas y la coyuntura de la economía mundial.

La mandataria llegó acompañada del canciller Mauricio Vieira; el ministro de Desarrollo y Comercio Exterior, Armando Monteiro; y el asesor especial para Asuntos Externos, Marco Aurelio García.

En su primeras declaraciones aseveró que Brasil y Ecuador "tenemos una relación muy próxima, muy solidaria y nosotros esperamos la cooperación entre nuestros dos países para mejorar las condiciones de vida de nuestros pueblos".

Correa salió a la calle próxima al palacio de gobierno para recibir a Rousseff, que fue saludada por decenas de ecuatorianos que estaban en el lugar.

Para el miércoles está programada la cuarta Cumbre de la Celac, que tendrá entre sus temas centrales la lucha contra la pobreza en la región, la crisis económica por la baja de los precios de buena parte de las materias primas y asuntos relacionados con la paz en Colombia y las elecciones en Haití.

Los cancilleres de ese bloque integrado por 33 países, 22 de cuyos presidentes han confirmado la asistencia a la capital ecuatoriana, ya comenzaron este martes la reunión preparatoria. (I)