Para muchos de nosotros, el trabajar se siente bien. Sin embargo, esto no significa que sea bueno para usted. ¿Cómo romper el ciclo de trabajar largas horas y estar constantemente revisando el correo electrónico? ¿Cómo reajustar las expectativas de su jefe y sus compañeros?

“Vivimos en una cultura donde el trabajo demanda y merece nuestra indivisible alianza,” dice Mary Blair-Loy, socióloga y Directora fundadora del Center for Research on Gender in the Professions en la University of California, San Diego. Aunque esta clase de devoción tiene sus beneficios, usted eventualmente pagará un alto precio, de acuerdo con Stewart Friedman, profesor de administración en la Wharton School y autor de “Leading the Life You Want: Skills for Integrating Work and Life.” Trabajar largas horas, tomar pocas vacaciones y nunca estar realmente “desconectado” es “dañino para sus relaciones, su salud y también su productividad,” explica.

He aquí algunos consejos para superar su adicción:

— REDEFINA EL ÉXITO: para vivir una vida plena, usted necesita “tener propósito y dibujar una frontera que muestre respeto para su vida familiar, su salud física y espiritual,” dice Friedman. Recuerde además que usted no puede ser el mejor en todo, señala Blair-Loy. “No debería tener expectativas sobrehumanas.”

— RE-ENFOQUE SU ATENCIÓN: “mientras usted trata de establecer conexiones significativas e impulsar su carrera, la atención es su activo más valioso,” explica Friedman. Siempre habrá más trabajo por hacer, pero tome la opción consciente de pasar el tiempo en otras cosas. Cuando esté con alguien, dele a la persona su plena concentración durante un cierto periodo de tiempo, después permítase a usted mismo un tiempo fuera de cinco minutos para tratar con cualquier trabajo que haya arribado.

— REAJUSTE LAS EXPECTATIVAS: Friedman sugiere obtener la ayuda de colegas, familia y amigos para “responsabilidad y apoyo.” Reajustar las expectativas de su jefe y compañeros de trabajo requiere que usted sea claro acerca de los cambios que está realizando y por qué los realiza. Explíquele su jefe y compañeros por qué “es en su mejor interés” ayudarlo a desconectarse.

— EXPERIMENTE CON DESINTOXICACIONES DIGITALES: no necesita ser un adicto al trabajo para convertirse en esclavo de su teléfono inteligente. Cuando usted “está físicamente presente, pero psicológicamente ausente, le está diciendo las personas con las que se encuentra que son menos importantes.” Experimente con la desintoxicación digital, por ejemplo, poniendo lejos su teléfono al final del día laboral o esforzándose para dejar de usarlo como pasatiempo.

— PRACTIQUE LA PLENITUD DE CONCIENCIA: cada vez más evidencia sugiere que practicar la conciencia no crítica del momento presente -también conocida como plenitud de conciencia- ayuda a las personas a volverse más flexibles mentalmente y tomar mejores decisiones. “Le ayuda a tener un sentido de control y propósito y a ser consciente y deliberado acerca de sus elecciones,” explica Friedman.

— HAGA UNA PRIORIDAD DE SU SALUD: numerosos estudios muestran que las personas que priorizan su salud tienen más energía y mejor enfoque. Sin embargo, “si sólo está pensando en esas cosas por su propio interés, no va ser sostenible,” advierte Friedman. También debe pensar acerca de las personas que cuentan en usted.

(Rebecca Knight es una periodista independiente y académica en la Wesleyan University.)

© 2016 Harvard Business School Publishing Corp.