nota2510201605wongCIUDAD DE MÉXICO.- Las entidades federativas ahora sí tendrán que dar a conocer el detalle de todas y cada una de las deudas que mantengan, sin importar el plazo, garantías, contratos o fuentes de pago, con la entrada en vigor del Registro Único de Deuda el próximo 1 de noviembre.


La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer hoy en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el reglamento para la Registro Único, que tiene como objetivo transparentar las deudas locales y controlar en el endeudamiento.

Según las reglas, todas las deudas estatales deberán aparecer en el Registro, identificando la fecha de la contratación de la deuda, el ente público que la contrató, el nombre de la institución financiera que da el crédito, las tasas, montos y plazos, fuente de pago, mecanismos de repago y las garantías que en su caso se hayan dejado para obtener el préstamo.

Obligaciones financieras

A partir de noviembre, todas las obligaciones financieras por Asociaciones Público-Privadas (APP) deberán ser dadas de alta en el Registro Único, pues de lo contrario, el proyecto no podrá arrancar.

En el caso de las deudas de corto plazo, que actualmente no son transparentadas por la mayoría de las entidades federativas, deberán estar inscritas en el Registro a más tardar 30 días después de su contratación.

Asimismo, las entidades deberán aclarar que la deuda de corto plazo es quirografaria, el monto contratado, la tasa de interés, que el destino será cubrir obligaciones apremiantes, el plazo y fecha de liquidación.

Mayor control
Se trata del mayor control que se haya establecido a la deuda de corto plazo, que es la menos transparente en la actualidad y que asciende a varios miles de millones de pesos en varias entidades y que además afecta la operación de muchos proveedores de gobierno que no reciben sus pagos a tiempo.

Las deudas adquiridas por emisiones bursátiles deberán inscribirse en el Registro Único 10 días después de la operación y detallar claramente todas las condiciones en las cuales se realizó el financiamiento.

Todos los refinanciamientos y reestructuras de deuda también deberán transparentarse en el Registro sin excepción, al igual que las cancelaciones de créditos que se realicen.

EXP/REF/DAW/OCT/2016