donald trump cuba nota28112016wCIUDAD DE MÉXICO.- El deshielo entre Estados Unidos y Cuba cuenta ya con final, o al menos eso advirtió el Presidente electo Donald Trump si la Isla se niega a hacer "mejores tratos".

 

"Si cuba no quiere hacer mejores tratos con los cubanos, con los cubanoestadounidenses y con los estadounidenses, terminaré el trato", tuiteó Trump.


El magnate prevé así cumplir una promesa de campaña, en la que anunció que si Cuba no hacía cambios en su política, revertiría los avances del Presidente Barack Obama hacia la apertura de las relaciones comerciales y diplomáticas.

No obstante, pese a su oposición a la apertura en las relaciones entre ambos países, el magnate fue acusado de violar el embargo a la Isla con una de sus empresas. 

Viola leyes
La revista Newsweek reveló que Trump Hotels & Casino Resorts habría invertido 68 mil dólares en Cuba, en 1998, a través de una consultora, con lo que violó las leyes estadounidenses que prohíben las actividades comerciales en la Isla. 

Este pago ocurrió después de que el empresario lanzó su primera campaña fallida por la Presidencia de Estados Unidos, buscando la nominación del entonces llamado Partido Reformista.

La crítica

El mensaje en Twitter llegó tras la muerte del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro. Al día siguiente del fallecimiento, Trump criticó duramente al Gobierno de la Isla.


"Mientras Cuba sigue siendo una isla totalitaria, espero que hoy marque un día de cambio, para pasar página a los horrores que han durado demasiado tiempo, y hacia un futuro en el que la maravillosa gente de Cuba finalmente viva en la libertad que merecen", dijo.

Sin embargo, sus asesores han enviado mensajes contradictorios.

La decisión
Por un lado, Reince Riebus, quien será su jefe de personal, aseguró que deseaba terminar con la apertura hacia la Isla iniciada por Obama. Sin embargo, su asesora Kellyanne Conway explicó que no se ha tomado ninguna decisión al respecto.

Trump puede cancelar todos los proyectos iniciados por Obama ya que fueron iniciados por una orden ejecutiva y no mediante aprobación del Congreso.

EXP/REF/DAW/NOV/2016