caro quintero 22112016r10

CIUDAD DE MÉXICO.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación discutirá mañana un proyecto que niega al narcotraficante Rafael Caro Quintero un amparo contra las leyes que regulan la detención provisional con fines de extradición.

El Ministro Arturo Zaldívar propuso a sus colegas de la Primera Sala de la Corte avalar cuatro artículos de la Ley de Extradición Internacional y tres del Tratado de Extradición México-Estados Unidos, proyecto que seguramente será aprobado sin problemas.

Los abogados de Caro, prófugo desde hace tres años, sostienen que la detención provisional por 60 días de un inculpado requerido en extradición viola derechos humanos, pero Zaldívar rechaza este argumento, pues el Artículo 119 de la Constitución permite ese tipo de arrestos.

"La interpretación armónica y sistemática de la Constitución permite concluir que la detención provisional con fines de extradición constituye un supuesto de restricción a la libertad personal, adicional a las hipótesis previstas en los artículos 16 y 19 de la Ley Fundamental", se explica en el proyecto.

Una vez aprobado el proyecto de Zaldívar, el expediente volverá al Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal, para que revise la legalidad de la orden de detención contra Caro, expedida en 2013 por un juez de Distrito.

Estados Unidos reclama en extradición a Caro Quintero por ocho cargos penales, uno de ellos por el homicidio del agente de la DEA Enrique Camarena, perpetrado en 1985 y por el que en México enfrentó una condena de 40 años de cárcel, de los que sólo purgó 28.

Uno de los argumentos de la defensa de Caro, que deberá analizar el tribunal colegiado, es que su cliente ya fue juzgado y condenado en México por ese homicidio, por lo que entregarlo a Estados Unidos permitiría juzgarlo dos veces por el mismo hecho.

La Corte Federal del Distrito Central de California, en Los Ángeles, también reclama a Caro por cuatro delitos violentos para asistir a la delincuencia organizada y uno de asociación delictuosa para cometer delitos violentos a fin de asistir al crimen organizado.

Caro Quintero fue liberado sorpresivamente el 9 de agosto de 2013 por un tribunal colegiado de circuito de Guadalajara que resolvió que la justicia federal no era competente para llevar el proceso por el homicidio de Camarena.

Al día siguiente de la liberación, la Embajada estadounidense presentó la nota diplomática para iniciar el trámite de extradición de Caro Quintero.

La propia Suprema Corte revocó en 2014 la decisión del tribunal colegiado sobre la competencia de la justicia federal en el caso Camarena, con lo que finalmente quedó firme la condena de 40 años por este asesinato.

EXP/REF/RG/NOV/2016