Internet foto periodistas nota15112016wCIUDAD DE MÉXICO.- Las estadísticas sobre el asesinato y atentados contra periodistas y medios de comunicación demuestran que en México no se puede hablar de un Gobierno abierto y democrático, aseguró Rodrigo Santiago, director del programa de agravios a periodistas y defensores de los derechos humanos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Recordó que las estadísticas demuestran que México es el País más peligroso para ejercer el periodismo, como dio cuenta la Recomendación General 24 de la CNDH que se dio a conocer en febrero de este año.

"Veracruz, Tamaulipas, Guerrero, Chihuahua y Oaxaca concentran el 60 por ciento de los homicidios contra periodistas", señaló Santiago en su intervención en el foro Históricos y Nuevos Retos del Derecho a la Información y Autonomía de las Instituciones.

Señaló que en Veracruz y Chihuahua diversas organizaciones civiles solicitaron el mecanismo de protección de la CNDH para la emisión de alertas tempranas, las cuales están en marcha.

Atentados a diarios
Desde el 2000 han sido asesinados 119 periodistas de los cuales 12 son mujeres, hay 20 periodistas desaparecidos, 12 son mujeres y 20 atentados a medios de comunicación desde el 2006, cifra que convierte a México en el País más violento para ejercer el periodismo", expresó Santiago.

Hay un 90 por ciento de impunidad en estos crímes y sólo en el 10 por ciento de los casos, dijo, se tiene una sentencia condenatoria.

En el caso de los atentados contra los medios de comunicación, expresó, la impunidad alcanza al 100 por ciento de los casos.

Raúl Trejo Delarbre, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) que convocó al foro, expresó que las agresiones a los periodistas dan cuenta de la fragilidad en la que ejercen los periodistas su trabajo.

Libertad de expresión
Lo anterior, dijo, no implica que en México no exista la libertad de expresión.

"Tenemos muchos periodistas en condiciones de inseguridad, eso es innegable. Eso no implica que no haya libertad de expresión en México, no es verdad, se ejerce esa libertad de manera cotidiana", expresó en el foro que conmemora el 15 aniversario de la AMEDI y que se realiza en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM.

Dijo que tener periodistas que se quedan sin voz, 119 desde al año 2000 a la fecha, afecta la democracia mexicana.

Lo anterior, de acuerdo con el especialista, no se resuelve sólo con recomendaciones sino con políticas públicas más eficaces para generar un entorno más seguro para los periodistas y erradicar la impunidad.

"Ese entorno no se construye con recomendaciones y depende de toda la sociedad y ahí es donde tenemos que reconocer el fracaso de la sociedad mexicana en la defensa de la libertad de expresión", expresó.

EXP/REF/DAW/NOV/2016