FORMULA UNO GUADALAJARA BRASIL 13112016r09

GUADALAJARA, JAL.- La Fórmula Uno ya ni en lluvia se atreve a correr. 

Pese a que Lewis Hamilton mencionó que la pista estaba en condiciones para rodar, la dirección de carrera decidió poner bandera roja y detener un accidentado en el Gran Premio de Brasil.

La lluvia en el circuito de Interlagos no es intensa, sin embargo las condiciones de la pista, para la dirección de carrera, no son óptimas para correr.

La prueba inició en condiciones de auto de seguridad, y se dio el arranque en la séptima vuelta. El poco tiempo con bandera verde vio incidentes con Marcus Ericsson y con Kimi Raikkonen.

El incidente del sueco provocó el reingreso del safety car, y cuando se retiró, en el reinicio Kimi Raikkonen se dio un fuerte golpe en la recta principal. Provocando que se colocara la bandera roja en el giro 21 de los 71 pactados.

Tras poco más de media hora de espera, los autos volvieron a la pista, pero detrás del safety car, el cual dio otros ocho giros, antes de que Charlie Whiting, director de carrera de F1, decidiera interrumpir la prueba de nueva cuenta.

Los aficionados abuchearon y desaprobaron la decisión mostrando sus pulgares hacia abajo, mientras algunos pilotos se preguntaban por qué se tomó esta decisión.

Romain Grosjean y Joylon Palmer también abandonaron la prueba.

El más beneficiado de todo ha sido Sergio Pérez, quien se encuentra en la cuarta posición después de haber partido en el sitio 9.

Lewis Hamilton se mantiene en la primera posición, seguido de Nico Rosberg y de Max Verstappen.

Esteban Gutiérrez se encuentra en el puesto 17 de la carrera.

No hay reporte de la dirección de carrera que indique si se reanudará, o no, la carrera.

EXP/REF/RG/NOV/2016