CavsFinalNBA

CIUDAD DE MÉXICO.- LeBron James está, por octavo año consecutivo, en las Finales de la NBA.

Busca su cuarto campeonato; el segundo para los Cavaliers de Cleveland.

Los Cavs rompieron la racha invicta de los Celtics de Boston (87-79) para conquistar su cuarto título de la Conferencia del Este de manera consecutiva.

El Rey’ está a cuatro victorias de un nuevo anillo de la Liga, pero las estadísticas no le favorecen ya que tiene cuatro series perdidas en la disputa directa por el trofeo Larry O’Brien: dos en el Heat de Miami y otro par en su casa, Cleveland.

James terminó el partido fundido.

Jugó los 48 minutos, y anotó 35 puntos.

Además, aportó con 15 rebotes y nueve asistencias.

“Es un gran logro para la franquicia”, dijo James, con la gorra de campeón del Este bien colocada.
“Todos hicieron el trabajo que les tocaba y sacamos el resultado”.

La ausencia de Kevin Love mermó a los Cavaliers, especialmente en el primer cuarto.

Después de una conmoción durante el duelo del viernes, el pivot no pudo estar presente en la duela de Massachusetts.

Fue el trabajo de Jeff Green (19 puntos y ocho rebotes) de compesar el trabajo de uno de los favoritos de la afición.

Para el tercer cuarto, el suplente retomó la confianza para estar firme ante el joven ataque de Boston.

Los Cavaliers consiguieron eclipsar a los locales de la noche para cambiar los cartones.

Faltaban menos de seis minutos cuando Cleveland, por primera vez, se puso en ventaja sobre los Celtics (47-46).

La presión se comió a los compañeros de Jayson Tatum, el mejor para Celtics, con 24 unidades y cinco rebotes.

Nada más tres jugadores tienen más Finales de manera consecutiva que LeBron: Tom Heinsohn, Sam Jones, con nueve, y Bill Russell, 10 —de la gloriosa época de Celtics, en la década de los 60—.

Cavaliers ya espera a los Warriors o los Rockets.

El Universal / ABV 27/05/18/EV