roger goodell nflNUEVA YORK, EU.- El comisionado de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), Roger Goodell, dijo que los jugadores deberían ponerse de pie cuando se escuche el himno nacional en los estadios antes de los duelos deportivos, pero rechazó que la acción se haga obligatoria.

Goodell indicó en una conferencia de prensa, luego de una reunión de dos días entre jugadores y dueños de equipos, que la política de la NFL no cambiaría respecto del himno nacional.

“Creemos que todos deben levantarse para el himno. Esa es una parte importante de nuestra política, también es una parte importante de nuestro juego en el que todos nos sentimos orgullosos”, argumentó Goodell.

Añadió que es importante para la liga “honrar nuestra bandera y nuestro país, y creemos que nuestros fanáticos esperan que hagamos eso”.

Precisó sin embargo que la NFL también escucha a sus jugadores y las preocupaciones que han manifestado sobre problemas sociales. Subrayó que la NFL quiere ser parte de la solución de tales tensiones.

Dejar de protestar

De acuerdo con Goodell, el mejor resultado para la NFL sería que los jugadores dejaran de protestar sin que la liga tuviera que cambiar sus reglas.

“El hecho es que tenemos alrededor de media docena de jugadores que protestan. Esperamos y vamos a seguir trabajando para tratar de reducir la cifra a cero. Eso es lo que nos gustaría hacer. Pero queremos asegurarnos de que entendemos a qué se refieren los jugadores, y eso es complejo”, subrayó.

Horas antes, el presidente Donald Trump había vuelto a opinar sobre el tema en un mensaje en su cuenta de Twitter: “La NFL ha decidido que no obligará a los jugadores a levantarse durante la interpretación de nuestro himno nacional. ¡Total falta de respeto para nuestro gran país!”

En un discurso público en septiembre, Trump pidió a los dueños de los equipos despedir a los jugadores que colocaran una rodilla al piso al escuchar el himno nacional. Se había referido a los jugadores que protestan como “hijos de perra”.

La protesta fue iniciada el año pasado por el exmariscal de campo de los 49s de San Francisco, Colin Kaepernick, quien escuchó el himno con una rodilla al piso para quejarse contra la brutalidad policial contra los afroamericanos y la injusticia racial.

Kaepernick demandó el fin de semana a la NFL, debido a que aseguró que los dueños de los equipos se habían coludido para no contratarlo por protestar, lo que viola la cláusula de empleo de la liga.

NTX/I/MZG/RCJ