MASCARA DORADA 07112016r02

CIUDAD DE MÉXICO.- Conquistar Japón parecía haber sido el máximo logro profesional del luchador Máscara Dorada.

Un año después de ofrecer su talento en cuadriláteros nipones regresó a México, pero su calidad ya había atrapado la atención de otro territorio.

La empresa WWE lo invitó a ser parte de su nueva división crucero y fue una oferta que no desaprovechó el tapatío.

“Siempre le voy a estar agradecido a Prince Devit por haberme ayudado a cumplir éste sueño. La gente respondió muy bien desde la primera lucha, en la segunda aparición me ofrecieron la posibilidad de ir y no dudé en aceptarla”, comparte sin ocultar su satisfacción.

Alcanzó la final de ese torneo y aunque no la ganó, se apoderó de la atención de la afición estadounidense, poco acostumbrada al estilo del enmascarado azteca.

“Es algo muy bonito haber ido con mi personalidad intacta. Muchos se van sin máscara, así que cuando platiqué sobre la posibilidad de ser parte de WWE pedí hacerlo con mi imagen, reconocida en México y Japón, ahora también en Estados Unidos” explicó.

Es indudable, lo emociona que se respete de esa manera su carrera.

“He crecido como Máscara Dorada y les gustó la imagen también a ellos, así que es un paso que daré de esa forma. Es un cambio totalmente para mi y para toda la familia. Estar en Japón fue muy duro extrañar a mis hijas y esposa, esto será complicado pero juntos lo vamos a conseguir”.

Del Consejo Mundial se va bien, con todo claro. “Con la espina clavada de no encabezar un aniversario o estar en una lucha de apuesta dentro de una jaula, es lo que hizo falta en esta primera etapa en la empresa. No siento que me hayan desaprovechado. Las cosas pasan por algo y había algo bueno en mi futuro”.

Reto que enfrentará como Gran Metalik, un nombre que lo llena de nostalgia, “luché como Metalik y ahora voy a enfrentar esta aventura así. Es un estilo totalmente diferente al que manejan los pesos completos. Así que tenemos el objetivo de encajar en el estilo, es lo más importante, si tu trabajo gusta, el que no hables inglés no será tan importante”.

Sabe que no es el primero que lo hará y confía que lo alcancen más paisanos, a quienes les deja un consejo para cumplir sus sueños.

“Hay mucho talento en México pero lo que te abre las puertas es la originalidad. Hay que hacer tu propio estilo y lances, además de ser humilde siempre, eso hace la diferencia”.

De México, a donde piensa volver, se lleva grandes experiencias: “Los cuatro campeonatos que tuve al mismo tiempo. Alternar con figuras como Negro Casas. Gané dos veces el torneo de parejas con Atlantis, son logros que no cambio por nada”.

No es un adiós; es más, podría luchar pronto en territorio azteca, si las fechas se acomodan: “En diciembre viene WWE y estaría encantado de empezar esta aventura en territorio mexicano. Sería impresionante”.

El Universal / ABV 07/11/16