Nota23102016r18

CIUDAD DE MÉXICO.-  El mediocampista de Pumas de la UNAM, el español Abraham González, subrayó que el arbitraje de este día pesó en la derrota del equipo por 1-3 contra Tigres de la UANL, hecho que provocó que los auriazules perdieran el invicto de local y salir de zona de liguilla.


Apenas a los 21 minutos, el lateral derecho Marcelo Alatorre se fue expulsado por doble tarjeta amarilla, tras una falta en mediocampo, situación que complicó el accionar del equipo del Pedregal y criticó la labor de Jorge Antonio Pérez.

Puede ser que el arbitraje haya influido, por las dos amarillas, el árbitro tiene que tener un poco de cabeza, al minuto 20 parte un partido, la segunda es una entrada sin nada, pudo ser solamente falta, pero no hay que darle más vueltas, solamente pensar en el viernes y ya", declaró en zona mixta.

Argumentó que: "La expulsión nos costó, nos pusimos cuesta arriba", no obstante, remarcó que fue el peor juego en el estadio Olímpico Universitario.

Ha sido un mal partido, tal vez el peor en casa, pero lo que pensamos es en ya olvidarlo y concentrarnos en los tres partidos que nos quedan. Son tres finales que tendremos que ganar".

Pumas lleva 20 puntos en el noveno lugar de la tabla, por lo que el pase a liguilla está en predicamentos, así que en Veracruz deberá quedarse con el triunfo sí o sí frente a Tiburones Rojos para reavivar la ilusión de ir a la "fiesta grande".

No queda de otra, tenemos que ganar ante un rival muy peligroso que está peleando el descenso. Es bueno que salga así, es semana corta y eso nos ayudará a olvidar este resultado, es ganar sí o sí", enfatizó el español.

NTX/GAGO/IPB