Cimarrones

HERMOSILLO, Sonora.- Después de 13 jornadas, Cimarrones está fuera de liguilla por segundo torneo consecutivo en el Ascenso MX y el entrenador Mario García catalogó esta temporada como un fracaso, aunque defendió su proceso al frente del club.

Al terminar el primer entrenamiento matutino de ayer, García expresó su filosofía de que este proceso llevará al club, en futuros torneos, a posiciones más altas de la tabla y a pelear el campeonato de la división de plata del futbol mexicano.

“Desde el punto de vista de los resultados, sí es un fracaso, si vemos el último partido es un reflejo de lo que fue todo el torneo, a mí- me encantó el equipo, pero eso no se ve, hacemos un papel de protagonistas todo el partido, y el camino creo que es ese, en este proceso fracasamos todos como equipo, no pesamos nada, y el día que comencemos a pesar más vamos a ganar”, expresó el técnico de la oncena sonorense.
“La gente y los dueños quieren un equipo ganador”, agregó, “y si la intención es la de llevar a Cimarrones a primera la perspectiva es diferente, y si el análisis va a eso el camino es este, construir desde el fondo, si vemos sólo por los resultados el proceso es negativo, es un fracaso, pero yo estoy convencido que vamos a eso, a un campeonato”.

En cuanto a su futuro dentro de la institución, Mario García dejó todo en manos de los directivos de Cimarrones, quienes al finalizar el torneo se reunirán para definir el rumbo de la franquicia.

“Que se decida lo que quieran los patrones, los fracasos son los que cimientan las bases de todo proyecto exitoso. ¿Qué querían? ¿Que robáramos en la liga? Es futbol, es difícil, no jugamos para ser últimos, hicimos para muchas más cosas pero hay circunstancias que nos afectaron”, indicó.

Objetivo pendiente

Al restar dos jornadas por disputar en el Clausura 2018 del Ascenso MX, Mario García aún tiene un objetivo en mente para el equipo, el cual radica en asegurar la salvación en la tabla de cocientes, en la que aventaja a Murciélagos por 6 puntos, a falta de las mismas unidades por disputar.

“A mí me interesa salvar la franquicia matemáticamente y seguir jugando bien, eso para mí es un paso importante, nadie dice que teníamos problemas de descenso y los estamos sacando. Es evidente que tenemos muchas fallas, pero esta es la manera de crecer y soñar en grande”, comentó.