naranjeros hermosillo 18112016r01HERMOSILLO, SON.- Un swing del 'Chapo' convirtió lo que era una derrota en una victoria.

El segundo grand slam de José Amador en la temporada dio una tremenda voltereta en favor de los Naranjeros de Hermosillo para guiarlos anoche a un espectacular triunfo de 10-7 sobre los Venados de Mazatlán.

Ese cañonazo con las bases llenas coronó un racimo de cinco anotaciones en el octavo rollo comandando una rebelión de último momento de Hermosillo -llegó a estar pediendo 7-3- que amaneció a un juego de la punta cuando restan tres juegos en la primera vuelta.

El "Chapo" se consolidó como el líder de jonrones de la LMP con 9 y subió al segundo peldaño en remolcadas (30) cinco por debajo del primer lugar, Joey Meneses de Culiacán.

Con una desventaja de 7-5 en el cierre del inning ocho los Naranjeros llenaron las bases con un out por pasaportes a Jorge Flores y Eric Young y sencillo de Luis Alfonso García.

Enseguida Efrén Navarro respondió con hit para poner el juego a una carrera de diferencia (7-6) y entonces vino el "Chapo" con un poderoso cañonazo que sobrellevó la barda del jardín izquierdo para adelantar a los locales 10-7 ante el derrotado Arturo Barradas (1-2).

Mazatlán anotó dos en la primera; una en bola ocupada a batazo de Corey Brown y la otra en elevado de sacrificio de Cyle Hankerd aunque en el cierre los Naranjeros metieron una en fly productor de Young y empataron 2-2 en el tercero con hit de Navarro.

Los Venados lograron par de carreras en la cuarta por doble de Esteban Quiroz y hit de Yunesky Sánchez y en el cierre Naranjeros logró una por elevado de sacrificio de Arturo Rodríguez.

Los porteños repitieron la dosis en la quinta mediante sencillo de Brown y un wild pitch que permitió timbrar a Jason Burgeois y él mismo, con un imparable, trajo a casa la séptima en el sexto para el 7-3; lejos de enfriarse

Hermosillo se acercó con dos en la parte baja de ese capítulo gracias a elevado de sacrificio de Jorge Flores e indiscutible del "Chispa".

Ganó Raúl Barrón (2-0) con eficiente relevo de dos entradas en blanco y Paul Sewald tiró el noveno para apuntarse su décimo rescate; el abridor Tim Melville salió sin decisión al admitir cuatro carreras en el mismo número de entradas.