gasoducto millonada pierdeHERMOSILLO, SON.- El gasoducto Guaymas-El Oro, ubicado en Sonora y Sinaloa, lleva dos años a la espera de un peritaje en antropología sobre los usos y costumbres de los yaquis, uno de los pueblos que se oponen a su operación.

Fuentes cercanas al caso detallaron que el juicio radica en el Juzgado Séptimo de Distrito de Sonora, donde se otorgó la suspensión a la comunidad inconforme, y sin este peritaje, a cargo del juez, no se puede desahogar la audiencia.

El peritaje constitucional está previsto para realizarse el próximo 29 de junio, pero la fecha podría cambiar, comentaron.

Esta revisión permitiría decidir cuál es el sistema normativo de los yaquis, si todas las opiniones deben ser tomadas en cuenta de manera unánime o por mayoría.

La consulta indígena realizada por la Secretaría de Energía (Sener), antes de la construcción del gasoducto, arrojó que 7 de los 8 pueblos que componen la tribu aceptaban el proyecto. Loma de Bácum lo rechazó.

Los inconformes, menciona la fuente, se escudan en los dere- chos que les confieren sus usos y costumbres, pero los pobladores de la tribu yaqui deben cumplir y respetar las leyes del país, aseguran.

EXP/REF/FRU/JUN/2018