Quizás por las amenazas de Donald Trump, los mexicanos en Estados Unidos mandaron más dinero a México durante 2017.