Eso le brindaría a los ciudadanos sonorenses por lo menos una oportunidad ante la casi total indefensión en la que están ante los delincuentes.