Ante la imparable ola de robos en la escuela Nueva Creación, padres de familia cerraron las puertas del plantel para exigir una solución a las autoridades.

La paciencia de los padres se agotó luego de que esta escuela del norponiente ha sido visitada en diez ocasiones por los ladrones en lo que va de este año.

Los robos han ido desde el cableado, proyectores, mini splits (la mayoría comprado con aportaciones de los padres), sin contar los daños causados.