Y pese a las recomendaciones y peticiones, fueron centenares de conductores los que viajaron bajo los efectos del alcohol.