Hasta ayer, sólo el Alcalde de Ures levantó la voz en por la decisión de reducir el número de potabilizadoras para el Río Sonora.